Manafort, exjefe de campaña de Trump, condenado a 43 meses más de cárcel

Redacción El HuffPost / Agencias

Una jueza federal estadounidense ha condenado este miércoles a Paul Manafort, antiguo jefe de campaña del presidente Donald Trump, a 73 meses de cárcel por dos cargos de conspiración en el marco de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre el papel de Rusia en las elecciones de 2016.

No obstante, la jueza de distrito Amy Berman Jackson ha indicado que 30 de los meses se cumplirán junto con la sentencia dictada la semana pasada contra Manafort por otro caso, por lo que solo cumplirá 43 de los meses impuestos. Es, por tanto, su segundo caso relacionado con la llamada trama rusa por fraude fiscal y bancario.

"Decir que siente haber sido atrapado no es una inspiradora petición de clemencia (...) Este acusado no es el enemigo público número uno pero tampoco es una víctima", afirmó la jueza. Manafort, de 69 años, deberá devolver, además, seis millones de dólares.

El exjefe de campaña de Trump ha pedido perdón por sus acciones y ha solicitado clemencia antes de conocerse la sentencia. La semana pasada, otro juez federal en Virginia le había condenado a 47 meses de cárcel por fraude bancario y fiscal en otra causa separada.

Este caso ya me ha arrebatado todo, mis propiedades, mi dinero, mi seguro de vida, las cuentas para mis hijos y nietos, e incluso más

"Lamento lo que he hecho y todas las actividades que nos han llevado hoy aquí", ha dicho Manafort a la jueza. "Este caso ya me ha arrebatado todo, mis propiedades, mi dinero, mi seguro de vida, las cuentas para mis hijos y nietos, e incluso más", ha añadido.

Manafort, de 69 años, ha pedido a Jackson que no le imponga más de los 47 meses impuestos por el juez de distrito T.S. Ellis en Virginia. La juez podía condenarle a hasta diez años, cinco por cada uno de los dos delitos de conspiración por los que se declaró culpable.

El proceso contra Manafort es producto de la investigación de la llamada "trama rusa", liderada por el fiscal especial Robert Mueller, pero no...

Sigue leyendo en El HuffPost