Nos habéis hecho morir como perros, sufriendo. Pero se acabó.

·1 min de lectura

Les habéis hecho morir como perros, sufriendo. Habéis querido decidir sobre nuestra muerte. Cómo. Cuándo. Dónde. Habéis obligado a transitar por un dolor gigantesco a enfermos a las que solo les quedaba el tránsito hacia la muerte. Habéis obligado a vivir a enfermos por los que ya nada se podía hacer. Les habéis quitado la dignidad a sus últimos días de vida. Os habéis creído con derecho de decidir hasta qué punto puede llegar su tortura física y mental. Y la de las personas que les acompañan. Nos habéis llamado asesinos y nazis y cosas peores por pedir que en España pudiéramos morir con dignidad. Luchasteis para meter en la cárcel al doctor Montes -qué pena que ya no siga vivo para ver el día de hoy-. 

Pero se os ha acabado la fiesta. Desde hoy la eutanasia ya es un derecho en nuestro país. Con todas las garantías, una persona podrá decidir -si padece una enfermedad incurable con un padecimiento grave y tras varias evaluaciones médicas físicas y psicológicas exhaustivas- que prefiere irse en paz, rodeado de sus seres queridos, piel con piel, sabiendo que no le espera más dolor. 

Malditos los que habéis obligado a miles de familias a ver sufrir terriblemente a sus seres queridos en una cama de hospital. 

Hoy entra en vigor en España una ley para blindar un derecho básico: morir con dignidad.

Y desde hoy somos un país un poquito mejor. Porque podemos elegir morir sin sufrir. Y vosotros elegid lo que queráis.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente