Malaysia Airlines suspende los pedidos del Boeing 737-MAX tras los accidentes

Bangkok, 15 ene (EFE).- Malaysia Airlines anunció este miércoles que ha suspendido 25 pedidos que tenía pendientes del avión Boeing 737-MAX, cuya flota está paralizada en todo el mundo desde mediados de marzo tras dos accidentes mortales.

"Ante la interrupción de la producción y las retrasos de la vuelta al funcionamiento del 737-MAX, Malaysia Airlines ha suspendido la entrega de sus pedidos, que estaba prevista para 2020", según confirmó la compañía a Efe.

"Malaysia Airlines considera que la seguridad de sus operaciones y clientes es su prioridad más importante y aprecia las medidas de Boeing para mejorar los procesos que aseguren que el 737-MAX funciona de una forma segura", añadía el comunicado.

Los retrasos en el restablecimiento del servicio del aparato y la decisión de Boeing de suspender la producción del modelo se produjeron después de que dos aparatos se estrellasen en un periodo de unos pocos meses, provocando un total de 346 víctimas mortales.

El primer accidente con un 737-MAX se produjo en octubre de 2018, cuando el vuelo 610 de la aerolínea Lion Air cayó al Mar de Java, en Indonesia, y el segundo acaeció en marzo del años pasado, cuando el vuelo 302 de Ethiopian Airlines se estrelló en Etiopía seis minutos después de despegar.

Ambos accidentes, que fueron atribuidos al programa informático diseñado específicamente para el modelo, han hecho que Boeing tuviera los peores resultados económicos en decenios.

El martes, el fabricante estadounidense con sede en Chicago anunció que en 2019 tuvo más cancelaciones que pedidos nuevos y que las solicitudes de modelos 737 cayeron un 90 % con respecto al año anterior.

Malaysia Airlines también se ha enfrentado a sus propios problemas, después del desastroso año 2014, en el que la tragedia golpeó dos de sus vuelos: el MH370 desapareció en el Océano Índico y el MH17 fue abatido por un misil cuando sobrevolaba Ucrania, país sumido en un conflicto entre el Ejército nacional y fuerzas separatistas prorrusas.

(c) Agencia EFE