Malas noticias: las bacterias super-resistentes saltan entre animales y humanos

ARCHIVO – Esta imagen de archivo de 1975 tomada en un microscopio y difundida por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) muestra bacterias Chlamydia trachomatis (clamidia) amplificadas 200 veces. (Dr. E. Arum, Dr. N. Jacobs/CDC vía AP, Archivo)

Las bacterias super-resistentes, patógenos inmunes a los tratamientos convencionales, son uno de los grandes problemas de salud actuales. Por eso resulta tan mala noticia el resultado de un estudio reciente, que demuestra que estas bacterias pueden pasar del ser humano al ganado y de nuevo a los humanos.

De hecho, el estudio va incluso más allá. Demuestra que la transmisión de bacterias patógenas de humanos a ganado ocurrió durante los primeros pasos de la civilización humana. Y desde entonces algunas cepas especialmente virulentas se han mantenido en estos animales, cruzando hacia los humanos.

[Te puede interesar: El jabón de manos y la pasta de dientes ayudan a que haya más bacterias resistentes]

Este hecho tiene mucha más importancia de lo que podría parecer, por dos buenos motivos. El primero es que el ganado actúa de reservorio de los patógenos. El escenario sería algo así como: detectamos una enfermedad por bacteria super-resistente, se toman las medidas necesarias para minimizar el contagio y contenerlo… pero como se ha “refugiado” en el ganado, puede volver en cualquier momento.

Por si esto fuese poco, el segundo factor es aún más peligroso. Las bacterias que son capaces de saltar de una especie a otra – en este caso que se explica en el artículo, del ser humano a las vacas – lo hacen modificando sus genes. No de una manera extraña o desconocida, se trata esencialmente de selección natural.

La misma selección natural que les permite volverse resistentes a los antibióticos – que en definitiva es el resultado de un proceso de selección. Al refugiarse en el ganado, las bacterias consiguen mejorar su supervivencia.

[Te puede interesar: ¿Y si estamos llenando el espacio de bacterias?]

Y como último factor a comentar, queda decir que el artículo ayuda a entender cómo y por qué las bacterias se vuelven super-resistentes. Durante mucho tiempo se crio al ganado proporcionándole antibióticos. Así que las bacterias que consiguieron sobrevivir en este reservorio eran las resistentes, que posteriormente dieron, de nuevo, el salto a humanos.

Al menos ya tenemos una visión más amplia y precisa del problema de las bacterias super-resistentes, el primer paso para poder tratar la epidemia.