Un magnate noruego compra la fortaleza donde se casó Rafael Nadal por 63 millones de euros

Una calle de Pollença por la noche.
Una calle de Pollença por la noche.

Una calle de Pollença por la noche.

Si una persona cobrara de golpe 5.250 años de salario mínimo, equivalente a 63.000 meses, podría pagar los 63 millones de euros que ha gastado el magnate noruego de 61 años, Ivar Tollefsen, para adquirir la fortaleza de sa Pollença, uno de los enclaves más exclusivos de Mallorca. Para dar una idea de su relevancia, allí se casaron el tenista Rafael Nadal o los futbolistas Cristiano Ronaldo y Gareth Bale. Ahí es nada.

El escandinavo cuenta con una fortuna de 5.400 millones de euros, según avanza El Diario de Mallorca citando a la revista Forbes, y posee un imperio inmobiliario compuesto de 160.000 pisos por toda Escandinavia y Europa. Solo en Berlín se calcula que posee 20.000 viviendas y 27.000 en Noruega, Suecia y Dinamarca.

La fortaleza mallorquina es conocida por la multitud de artistas y personalidades que se han relacionado con ella. Levantada en el siglo XVII como base militar para repeler ataques piratas, en 1919 fue adquirida por el pintor argentino Roberto Ramaugé, conocido por sus fastuosas celebraciones.

Joaquín Sorolla y Hermen Anglada Camarasa, dos de los más destacados pintores de finales del siglo XIX y principios del XX también se retiraron entre sus muros para trabajar. Aún no se sabe qué pretende hacer Tollefsen con su reciente adquisición.

El comprador: DJ, empresario

Tollefsen empezó a ganar dinero en su etapa estudiantil como DJ y organizador de eventos. No le debió ir mal, porque en 1985 vendió su empresa de eventos por 2,8 millones de dólares y con las mismas empezó su andadura en el negocio inmobiliario.

Primero se compró un bloque de 20 apartamentos en Oslo, capital de Noruega, y más tarde fundó Fredensborg AS, la compañía con la que ahora posee sus 27.000 apartamentos en Escandinavia, lo que le posiciona como uno de los mayores propietarios del norte de Europa.

Sin embargo, fue en 2005 cuando su trayectoria se disparó con la compra de la empresa noruega Heimstaden Bostad AB, que poseía propiedades de alquiler en la sueca Malmö y otras localidades del sur de Suecia. Hoy, Heimstaden es el propietario de viviendas más grande de Dinamarca, República Checa y Noruega.

Desde ahí, en 2021 inició su asalto a Alemania, con la adquisición de 17.600 apartamentos en Hamburgo y Berlín (14.000 solo en la capital alemana). En su andadura también hay capítulos oscuros, ya que sobre el magnate pesa la sospecha de haber hecho transacciones de compra sin informar a las autoridades oficiales de los países donde opera.

Más información