El magnate Jimmy Lai, acusado también de ayudar a hongkoneses a huir a Taiwán

Agencia EFE
·2 min de lectura

Hong Kong, 17 feb (EFE).- El magnate hongkonés Jimmy Lai, que está en prisión acusado de cargos relacionados con la ley de seguridad que Pekín impuso en la ciudad, fue también arrestado por presuntamente ayudar a uno de los 12 hongkoneses capturados en China en 2020 cuando intentaban huir a Taiwán, recoge hoy la prensa local.

El periódico Apple Daily, del que Lai es propietario, y el diario local Stand News, que cita fuentes policiales, aseguran que agentes del Departamento de Seguridad Nacional lo detuvieron el martes por la noche y lo acusaron de "conspiración para ayudar a un criminal".

El arresto tiene lugar un día antes de que Lai, de 72 años, tenga previsto recurrir una decisión de un tribunal hongkonés que le había denegado la libertad bajo fianza por los otros casos que afronta.

Además de Lai, un asistente jurídico de 29 años, Chan Tsz-wah, fue también acusado del mismo cargo y de "conspiración con fuerzas extranjeras" y se le denegó la libertad bajo fianza.

Según Apple Daily, las autoridades alegan que Chan "conspiró" con Lai para ayudar al activista Andy Li a huir a Taiwán.

La Policía marítima china capturó entonces a los 12 hongkoneses que trataron de huir a la isla y en diciembre del año pasado un tribunal chino los condenó a entre 7 meses y 3 años de cárcel.

Entretanto, Lai afronta un caso por violar la ley de seguridad por "confabulación con fuerzas extranjeras" con el objetivo de "poner en peligro la seguridad nacional", uno de los delitos contemplados en la mencionada legislación.

Además, en diciembre del año pasado, otro tribunal también le acusó de fraude, por lo que ingresó en prisión preventiva.

En diciembre, un tribunal hongkonés le concedió la libertad bajo fianza con numerosas condiciones, pero el Tribunal Supremo de Hong Kong revocó esta medida al permitir la apelación de la fiscalía en aplicación de la citada ley de seguridad nacional.

Desde la entrada en vigor, el 30 de junio de 2020, de la ley de seguridad -diseñada e impuesta por Pekín- se han sucedido numerosas redadas policiales y detenciones de activistas, ante lo que algunos de ellos han optado por exiliarse para tratar de evitar represalias por actividades que, bajo la nueva legislación, podrían ser constitutivas de delito.

Según Amnistía Internacional (AI), hasta la fecha más de 10.000 personas han sido detenidas en relación con las protestas de 2019 y más de 2.000 han afrontado juicios acusados de cargos como 'crear disturbios', 'asamblea ilegal' o 'posesión de armas'.

(c) Agencia EFE