Maersk invertirá 10.000 millones de euros en España para producir hidrógeno verde y biocombustibles

Foto de archivo de un buque de Maersk. (Photo: picture alliance via Getty Images)
Foto de archivo de un buque de Maersk. (Photo: picture alliance via Getty Images)

Foto de archivo de un buque de Maersk. (Photo: picture alliance via Getty Images)

El Gobierno ha firmado un protocolo de colaboración con el gigante danés del transporte marítimo Maersk para impulsar la producción de hidrógeno verde y biocombustible para el sector marítimo en España, con un ‘megaproyecto’ para hacer del país un hub mundial, cuya inversión, con la participación de socios privados, puede ascender a unos 10.000 millones de euros, según estimaron en fuentes gubernamentales.

El acuerdo ha sido tratado este jueves en una reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el consejero delegado del Grupo A.P. MollerMaersk, Soren Skou, y diferentes altos directivos.

Durante el encuentro, han analizado el papel de España, dentro del proyecto global de producción de combustibles verdes de la mayor naviera del mundo, después de haber sido elegido como uno de los países clave en sus planes de descarbonización.

En la reunión, han acompañado al jefe del Ejecutivo, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y el secretario general de Asuntos Económicos y G20, Manuel de la Rocha.

En concreto, el desarrollo de este proyecto sería en dos zonas portuarias de Andalucía y Galicia, aún por determinar, ya que reunirían las condiciones para acoger dos plantas para la producción de combustibles verdes y se presentan como estratégicas para el desarrollo de una red mundial para impulsar la producción de combustibles sostenibles para el transporte marítimo.

Dos millones de toneladas para 2030

El objetivo de la compañía danesa pasaría por alcanzar una producción de dos millones de toneladas de metanol verde para el transporte marítimo en 2030. El desarrollo sería en tres fases, en una primera, hasta 2025, se alcanzarían las 200.000 toneladas, para incrementarla hasta el millón de toneladas en 2027 y en 2030 estar ya produciendo esos dos millones de toneladas de metanol verde.

El proyecto abarcaría toda la cadena de valor, desde la producción de energía renovable hasta el bunkering. Además, la intención de la naviera es crear un ecosistema de hidrógeno verde completo, junto con las universidades, las empresas locales y otros socios.

El presidente del Gobierno destacó que este proyecto “se alinea perfectamente con la estrategia de España de reindustrialización, de transición energética justa y a la hoja de ruta del hidrógeno verde, avanzando en el cumplimiento del compromiso común de descarbonización de la Unión Europea”.

El Ejecutivo lleva meses trabajando con la multinacional para sentar las bases de este proyecto. “Además, reforzará los lazos económicos, políticos y comerciales con Dinamarca, como tuve ocasión de conversar en la reciente visita de la primera ministra, Mette Frederiksen”, añadió Sánchez.

Creación de 85.000 empleos

El Gobierno no descarta entrar como inversor estratégico en el proyecto, que se prevé que pueda generar unos 85.000 empleos, entre directos e indirectos y en la fase de construcción, según añadieron las mismas fuentes gubernamentales, que consideraron que se trata de “un proyecto estratégico de país”, ya que puede anticipar una reconfiguración de las rutas marítimas con las zonas donde va a estar localizado el suministro de estos biocombustibles.

Asimismo, indicaron que los gobiernos regionales de Andalucía y de Galicia ya conocen las intenciones de Maersk y que se trata de un proyecto que “si no tiene implicación de las comunidades autónomas es imposible que salga”. “Se tiene su respaldo, es un trabajo que se lleva haciendo desde hace tiempo”, añadieron.

Además de la posibilidad del Gobierno de entrar como inversor, el proyecto también aspirará a los fondos europeos existentes para impulsar el hidrógeno verde.

Las partes han llevado a cabo un estudio preliminar sobre la competitividad del proyecto y trabajarán ahora en un informe definitivo, con el objetivo de que a mediados del año que viene ya pueda impulsarse su desarrollo.

En un principio se desarrollaría una de las localizaciones previstas para el proyecto y posteriormente la otra, con vistas a futuro a determinar como evoluciona el campo de los biocombustibles, con el metanol verde y el amoníaco como dos grandes apuestas.

A truck with Maersk logo semitrailer is seen at Interstate 95 highway in Maryland, United States, on October 21, 2022. (Photo by Beata Zawrzel/NurPhoto via Getty Images) (Photo: NurPhoto via Getty Images)
A truck with Maersk logo semitrailer is seen at Interstate 95 highway in Maryland, United States, on October 21, 2022. (Photo by Beata Zawrzel/NurPhoto via Getty Images) (Photo: NurPhoto via Getty Images)

A truck with Maersk logo semitrailer is seen at Interstate 95 highway in Maryland, United States, on October 21, 2022. (Photo by Beata Zawrzel/NurPhoto via Getty Images) (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR