Maduro pide a los "países amigos" que ayuden al diálogo en Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ofrece una rueda de prensa con medios internacionales este viernes, en Caracas (Venezuela). EFE/Rayner Peña

Caracas, 14 feb (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió este viernes a los "países amigos" hacer un grupo para ayudar, apoyar y favorecer un diálogo inclusivo de cara a las elecciones parlamentarias que se realizarán este año.

En una rueda de prensa con medios internacionales, Maduro dijo que "ha puesto en conocimiento de los Gobiernos de España, México, Panamá que se pueda conformar un grupo de amigos de Venezuela (...) para fortalecer la democracia".

En 2020, Venezuela vivirá unas elecciones a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), órgano que ha sido clave para la oposición desde que en 2015 ganó con clara mayoría los anteriores comicios.

Sin embargo, sus decisiones no son acatadas por el Ejecutivo de Nicolás Maduro desde que la AN fue declarada en "desacato" por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), semanas después que los detractores del chavismo se hicieran con su control.

El presidente afirmó hoy que "en este momento hay elecciones para renovar la Asamblea Nacional y en varias bandas hay un proceso de diálogo muy incluyente con todos los sectores políticos para dar garantías nuevas, plenas, de todo tipo que influyan en un proceso electoral que sea lo más participativo".

Maduro aseguró, además, que desde el Gobierno se han puesto en conversaciones con otros sectores de la vida política nacional para que se elija un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) y que sea la actual AN la que esté en ese proceso.

Sobre la comunidad internacional y este proceso de elecciones, dijo que ha informado también al Gobierno argentino, mexicano, español y a la Unión Europea (UE) para que se haga "un proceso de diálogo, antes, durante y después de las elecciones parlamentarias".

También apeló a este posible grupo para que conozca todas las acciones que está haciendo el Gobierno ante la Corte Penal Internacional (CPI) "para exigir el cese de todas las medidas coercitivas" y que "haga entender el derecho de Venezuela a estar sin medias persecutorias, coercitivas, criminales" que afectan a la economía.

Maduro dijo que cree en el diálogo e interpeló directamente al presidente de Estados Unidos: "Creo en el diálogo y siempre le diré a Donald Trump, así le esté demandando ante la Corte Penal Internacional, que la mejor forma de resolver este conflicto es conversando, hablando, dialogando".

"Si quiere entenderse con quien tiene las riendas de Venezuela, estoy a la orden", añadió.

El Gobierno y un pequeño sector opositor participan desde hace meses en una mesa de diálogo, cuya representatividad no es reconocida por el grueso del antichavismo, pero que ha venido debatiendo en paralelo lo relacionado con los comicios legislativos.

El llamado a legislativas y no a presidenciales, como demanda la oposición, tiene lugar en medio de una crisis que enfrenta a Maduro, cuya legitimidad no es reconocida por buena parte de la comunidad internacional, con las fuerzas que respaldan al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.