Madrid señala que sus test a servicios esenciales sí son fiables

Madrid, 26 mar (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid ha defendido este jueves que los 10.000 pruebas diagnósticas de coronavirus que ha adquirido a través de Madrid Salud para los trabajadores de los servicios esenciales de la ciudad tienen una fiabilidad "muy buena" al tratarse de test PCR, aunque la "dificultad" es que son "más lentos" que los test rápidos.

Así lo ha explicado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, en la que ha apuntado que el miércoles se hicieron las primeras 192 pruebas a agentes de Policía Municipal y personal de Madrid Salud, y que este jueves se continúa haciendo el test a personal de servicios sociales, Samur y Bomberos.

"La fiabilidad es muy buena", ha subrayado Sanz a preguntas de los periodistas, y ha argumentado que se trata de pruebas PCR -"reacción en cadena de la polimerasa", por sus siglas en inglés- en lugar de ser test rápidos.

Un lote de 9.000 de esas pruebas rápidas adquiridas por el Ministerio de Sanidad ha tenido que ser devuelta porque, tras recibirlos, fueron evaluados y no correspondían con lo que exigía su certificado de calidad.

Sanz ha apuntado que la "dificultad" de los adquiridos por el Consistorio es que "son más lentos" respecto a los rápidos, ya que el resultado se conoce pasadas entre 48 y 72 horas, ha abundado mientras ha insistido en que la fiabilidad es "muy buena".

"Queremos cuidar a los que nos cuidan, creo que somos una administración que desde el primer minuto hemos tratado de hacer lo posible y lo imposible por cuidar" al personal de los servicios esenciales, ha aseverado la portavoz municipal.

Los test a ese personal se hacen en una explanada de la Casa de Campo, donde podrán hacerse hasta 300 pruebas diarias "cuando el dispositivo esté completamente rodado", ha asegurado Sanz, acompañada en la comparecencia emitida por 'streaming' por la vicealcaldesa de la ciudad, Begoña Villacís. EFE

pcc-mmrr-ml

1011766

1011932

(c) Agencia EFE