Madrid recorta el servicio de metro por el coste de la electricidad pero rechaza pagar un precio fijo por la energía

·2 min de lectura
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la inauguración de la reforma del metro de Gran Vía. (Photo: Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la inauguración de la reforma del metro de Gran Vía. (Photo: Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la inauguración de la reforma del metro de Gran Vía. (Photo: Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)

La Comunidad de Madrid ha recortado un 10% el servicio de metro, retirando trenes, por el elevado coste de la electricidad, según ha publicado El País este jueves. No obstante, ha decidido seguir en el sistema de vinculación de su factura al mercado diario, es decir, ha apostado por esta vía en lugar de optar por una tarifa fija, menos afectada por los vaivenes del precio en un mercado tensionado por las consecuencias de la guerra de Ucrania.

Tal y como recoge dicho diario, el Ejecutivo de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, podría haber elegido este método para amortiguar el impacto económico, puesto que los cinco contratos de suministro de la compañía recogen esta posibilidad. Según ha comunicado Metro a El País, ya se empleó este sistema en 2021 y la empresa asesora ha desaconsejado hacerlo.

En este sentido, en dichos contratos de suministro se recoge el siguiente texto: “Se establece una fórmula de indexación al precio del mercado diario, con posibilidad de fijación de fracciones porcentuales de volúmenes de energía a precio fijo referenciada al mercado de futuros, que pueden ejecutarse de forma parcial y en diferentes momentos [siempre por iniciativa de Metro, apunta El País]”.

La argumentación de la compañía

Asimismo, dicho medio de comunicación ha dado a conocer en la información la explicación de la compañía. “En 2021 se ejecutó una parte de la compra a precio fijo (futuros), pero la parte variable ha tenido un incremento tan importante que ha elevado mucho la factura”, ha comentado un portavoz.

“En estos meses de volatilidad del mercado energético, en el que el precio varía desde 80 euros megavatio hora a 500, hay una recomendación expresa de la empresa especializada en no ir a mercados de futuro de tarifa fija”, ha añadido, ante el componente de riesgo que podría tener esta opción. “Ir en contra de esto sería ir a un mercado especulativo, y tremendamente volátil. Sería un ejercicio temerario en el momento actual”, ha apostillado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente