Madrid pide al Gobierno frenar los "ataques" como los que sufrió Vox en Cataluña

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 23 feb (EFE).- El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este martes una proposición de Vox por la que exigirá al Gobierno central que ponga “todos los medios necesarios” para que “no se repitan” los “ataques y agresiones sistemáticas” que, según denuncian, sufrió Vox en la campaña electoral catalana, y que son "frecuentes" en sus actos políticos.

El texto, que ha contado con el apoyo de PP y Cs y el rechazo de PSOE y Más Madrid, también pide que se lleve a los tribunales “a quienes hubieran emprendido esos ataques”.

La proposición ha sido ampliada con una enmienda propuesta por Cs que hace extensible la condena a “todos los ataques que han sufrido y sufren” todas las formaciones políticas.

El texto ha sido presentado por el portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Javier Ortega Smith, quien ha coincidido en que, aunque el texto hace alusión a los actos de la campaña catalana, es necesario abordarlo en diferentes regionales para “garantizar el libre desarrollo de futuros actos políticos”.

Smith ha recalcado que algunos grupos políticos han “comprobado reiteradamente” y “desde sus inicios” que la libertad de expresión, la “pluralidad política” y la “igualdad ante la ley solamente son para algunos”, mientras que la violencia “la ejercen algunos siempre contra los mismos”.

En este sentido, ha dicho que en Cataluña a los miembros de Vox “se les ha tirado piedras y tornillos”, y se ha llegado a “abrir la cabeza de algunos simpatizantes”, mientras otros coches fueron “destrozados, hasta el siniestro total”.

Por ello, Smith ha requerido “una condena firme” de todos los grupos, en lugar de que se produzcan manifestaciones que “justifican las agresiones” en las calles, como opina que ha pasado estos días de manos del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, o de algunos diputados que “alientan” a quienes son violentos.

El concejal del PSOE Ramón Silva ha asegurado que su partido “condena todo ataque a la libertad de expresión”, y ha parafraseado al candidato socialista al Parlamento catalán, Salvador Illa, quien manifestó en campaña que “a Vox hay que combatirlo con argumentos, no a pedradas”.

Sin embargo, ha recalcado que el PSOE “no va a caer en el victimismo de Vox”, aludiendo a que, aunque el partido “efectivamente ha sido atacado”, la formación “desoyó” los “consejos” que las fuerzas de seguridad les trasladaron ante las características de sus actos.

En este sentido, Silva ha criticado que una parte de la moción de Vox “ponga en duda” que la Policía “cumpla con su obligación”, por ejemplo, en lo referente a denunciar los comportamientos violentos en la campaña.

La portavoz de Cs, Begoña Villacís, ha discrepado con este argumento de Silva, apuntando que “las víctimas son víctimas, y por tanto no hacen victimismo”, y preguntando retóricamente “cuál es el umbral de la violencia tolerable”.

También ha defendido que una autoridad “no puede decidir dónde tiene que estar cada partido” y que no se puede dar a entender que “si están en un sitio determinado están provocando los ataques”.

La portavoz del PP, Andrea Levy, ha aplaudido que se llame a “defender la libertad y democracia para todos”, y ha llamado a poner “todos los medios necesarios” para que “no se repitan las escenas tan lamentables” que ha sufrido Vox, aunque “tantas veces han sufrido otros”.

También ha recordado que la reacción del PP tras aquellos “ataques” fue “inmediata y rotunda, muy al contrario de quien gobierna en España”; porque los populares llevan años “sufriendo agresiones” en Cataluña el País Vasco, con el “miserable silencio cómplice del nacionalismo”.

Por su parte, la concejala de Más Madrid Pilar Sánchez Álvarez ha asegurado que su partido está en contra de que se impidan los derechos de reunión, de manifestación y de expresión, “tanto cuando se pide la libertad de un rapero, un tuitero, un titiritero… como en los actos electorales”.

Por ello, ha dicho que inicialmente estaban a favor de la moción de Vox, pero finalmente han rechazado el texto porque hace referencia a una cuestión de seguridad en las campañas electorales que es “de competencia estatal” y debe ser trasladada a la Junta Electoral Central.

(c) Agencia EFE