Madrid no descarta vacunar a domicilio a mayores aunque es "complicado"

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 18 feb (EFE).- El viceconsejero madrileño de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, no descarta crear un dispositivo para vacunar a domicilio a las personas mayores y dependientes "que no puedan moverse", aunque ha admitido que "logísticamente es complicado".

Así lo ha indicado este jueves en una entrevista con Onda Madrid, en la que ha concretado que la Comunidad de Madrid pretende iniciar la vacunación de mayores de 80 años a finales de este mes o a principios de marzo.

"Vamos a dar todas las facilidades para que el proceso de vacunación sea el más accesible posible para todos los ciudadanos (...) y si hay que ir a sus domicilios a vacunarles pues se va", ha dicho.

Zapatero ha indicado, no obstante, que en el caso de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna "trasladarlas desde el sitio en el que se preparan es muy complicado", dado que "no se recomienda trasladar la vacuna una vez preparada".

En el caso de la vacuna de AstraZeneca/Oxford, el problema es que no está autorizada su inoculación a mayores de 55 años, debido según el viceconsejero a que su "ensayo pivotal" no incluyó "pacientes por encima de 60 años", y él opina que "probablemente" funciona en personas de edad superior.

"Ya veremos, si hay que montar un dispositivo para las personas que no pueden moverse, pensaremos cómo hacerlo", ha insistido.

Respecto a la vacunación de los mayores de 80 años, Zapatero ha añadido que son unos 300.000 en la región, de los cuales unos 50.000 ya han sido vacunados en las residencias donde viven.

El porcentaje de vacunación de los internos en estos centros alcanza ya el 95 %, ha comentado Zapatero.

El viceconsejero ha recordado, a su vez, que el 25 de febrero comenzará en el estadio Wanda Metropolitano la vacunación masiva de policías municipales, bomberos y profesionales de Protección Civil, que forman el Grupo 6 de la Estrategia de Vacunación.

A estos profesionales se les administrará la vacuna de AstraZeneca/Oxford, a razón de entre 7.000 y 11.000 dosis diarias, por lo que la Consejería espera acabar el proceso en "unos diez días aproximadamente".

"La variable que nos queda despejar es el número de vacunas que va a tener Madrid cada semana", ha apostillado.

En cuanto a la evolución epidemiológica, el viceconsejero ha destacado la "clara mejoría" de la región, cuya incidencia acumulada a 14 días se sitúa en 489,87 casos por cada 100.000 habitantes, cuando "hace tres semanas" estaba por encima de 1.000.

"Todos los indicadores confirman la tendencia hacia la mejoría", ha insistido Zapatero, quien ha achacado la alta prevalencia del virus en Madrid en comparación a otras autonomías -es la segunda con mayor incidencia tras Melilla- a su "altísima densidad", su "movilidad" y el mayor impacto de la cepa británica.

Pese a todo, ha recalcado que, si la tendencia se invirtiera, también lo harían las medidas restrictivas, que este jueves se relajan parcialmente al retrasar el comienzo del toque de queda de las 22:00 a las 23:00 horas y permitir el cierre de la hostelería a esa misma hora en lugar de a las nueve, como ocurría hasta ahora.

(c) Agencia EFE