Madrid quiere cobrar casi 400 euros a una mujer que dejó la residencia en lo peor de la pandemia

·2 min de lectura
Imagen de archivo del cartel de una protesta contra la gestión de las residencias madrileñas durante la primera ola del coronavirus. (Photo: Óscar González/NurPhoto via Getty Images)
Imagen de archivo del cartel de una protesta contra la gestión de las residencias madrileñas durante la primera ola del coronavirus. (Photo: Óscar González/NurPhoto via Getty Images)

Imagen de archivo del cartel de una protesta contra la gestión de las residencias madrileñas durante la primera ola del coronavirus. (Photo: Óscar González/NurPhoto via Getty Images)

Una familia denuncia que desde la Dirección General de Atención al Mayor y la Dependencia, dependiente de la Comunidad de Madrid, les han enviado un requerimiento por la que le reclaman el pago de 368,12 euros. Según han explicado a la Cadena SER, se trata de una cuantía en concepto de dos mensualidades que deben pagar porque su madre era usuaria de una residencia.

No obstante, en aquellos meses, abril y mayo de 2020, Laura Espallardo -la madre y usuaria, de 66 años y paciente de esclerosis múltiple- se marchó de la residencia de mayores Vitalia de Leganés en esas fechas. Una decisión que tomaron sus hijas ante las muertes que se estaban registrando: “El día 28 de marzo fallecieron 11 mayores, e iban ya más de 50 muertos, decidimos sacar a mi madre de la residencia”.

También recuerdan que el colectivo Marea de Residencias se reunió con el ex consejero del que dependían estos centros el 12 de marzo de 2020, Alberto Reyero, y les dijo “que si podíamos nos llevásemos a nuestros familiares porque iba a llegar un momento en el que no iban a poder atenderlos”. Según las hijas, Espallardo regresó a la residencia en julio de 2020 y abonaron la mensualidad de junio por temor a perder la plaza.

“Envié entonces un correo electrónico a la Consejería (de Política Social) diciendo que no iba a pagar los 184,06 euros que mi madre tiene de copago mensual porque los necesitábamos para poderla alimentar. Mi hermana, que es con quien se fue, estaba en ERTE, sin cobrar y se necesitaba todo el dinero posible. Además de que nos la encontramos en un estado deplorable. Se suponía que había pasado el covid, llevaba una semana encerrada en la habitación, asustada y con las defensas fatal”, ha detallado Paula a la SER.

Es escandaloso. No supieron cuidar a los mayores. En esta residencia murieron 107 mayores

Dos años después le has llegado la notificación del requerimiento de pago en la que se esgrime que su madre está obligada al pago en base al artículo 23 de la Ley de Tasas y Precios Públicos de la Comunidad de Madrid o un decreto sobre dependencia. La misiva ha caído como un jarro de agua fría en la familia: “Es escandaloso. No supieron cuidar a los mayores. En esta residencia murieron 107 mayores. Y ahora nos piden este dinero, me parece una vergüenza. Ninguna responsabilidad para la residencia, ni para la Comunidad de Madrid y a los mayores se les pide dinero”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente