Madrid cifra en 5.000 personas la lista de espera de vivienda social y en 2.000 los inmuebles okupados

Redacción El HuffPost/ Europa Press
Vivienda digna.

La Comunidad de Madrid cifra en 5.000 personas la lista de espera para acceder a una vivienda social en la región y calcula que más de 2.000 de estos inmuebles de titularidad pública se encuentran en este momento okupados.

Así lo ha desgranado el consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, en una entrevista en Onda Madrid, quien ha asegurado que no se puede ser “comprensivo” con ese fenómeno de la ocupación ilegal.

“Nos gastamos entre 3 y 4 millones de euros al año en intentar que no nos okupen vivienda social. A pesar de todo a veces entran con radiales, existe una okupación muy agresiva y con mafias”, ha expuesto el consejero, quien ha puesto el foco en las familias a las que se le priva del derecho a la vivienda, especialmente en casos como los inmuebles rehabilitados para personas con diversidad funcional.

En esta línea, también ha subrayado la importancia de evitar la morosidad de aquellos morosos que, a pesar de pagar alquileres muy bajos, no pagan las cuotas “regularmente”. “Todo el mundo tiene que cumplir”, ha zanjado.

Para evitar este fenómeno, ha recalcado que desde el Ejecutivo regional se ha conformado una Mesa de Vivienda y Okupación, conformada por el área de Pérez, la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas; y el Ayuntamiento de Madrid.

Desde este órgano han desarrollado un protocolo para prevenir esta situación que han enviado a todos los municipios de la región, en el que se insta, entre otros, a formar grupos en las distintas Policías Municipales especializados en evitar la ocupación ilegal de viviendas, como ya hiciese el Gobierno municipal de la capital.

“Nuestra filosofía es que cada okupación ilegal usurpa el derecho de alguien, ya sea de la propia Administración o de un propietario privado”, ha recalcado Pérez, quien ha instado a desarrollar una legislación nacional que clarifique las etapas de la okupación para poder así actuar contra ella de forma más eficiente.

No se...

Sigue leyendo en El HuffPost