Varios municipios madrileños solicitan la declaración de zona catastrófica

Agencia EFE
·4 min de lectura

Madrid, 14 ene (EFE).- Varios municipios de la región como Fuenlabrada, Leganés, Pinto, Alcorcón, Móstoles, Collado Villalba, Colmenar Viejo, Moralzarzal, Brunete o Aranjuez solicitarán la declaración de zona catastrófica para tratar de paliar las consecuencias de la nevada por el temporal Filomena, que ha provocado numerosos daños del espacio público, pero también de particulares, explotaciones ganaderas o empresas.

Además del Ayuntamiento de la capital que ya ha aprobado esta solicitud tras estimar un coste de los daños por valor de al menos 1.398 millones de euros, decenas de municipios se han sumado a esta petición.

Colmenar Viejo ha sido el primer municipio madrileño en solicitar al Gobierno central ser declarados zona catastrófica, por las pérdidas "letales" en su actividad ganadera. Ahora están recabando toda la información, contabilizando cuántos animales han muerto por el temporal y qué daños adicionales ha sufrido la localidad y sus comercios.

El PP y el PSOE ya han avanzado que apoyarán estas solicitudes en los ayuntamientos de la región, y contarán con el apoyo del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que pedirá al Ejecutivo central la declaración de la región como zona catastrófica, según ha anunciado la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

Asimismo, ha adelantado que, a través del Programa de Inversiones Regional (PIR), se invertirán 30 millones de euros para ayudar a los municipios a reparar los daños provocados por la nevada.

Los populares pedirán en 72 municipios de los 179 de la región que sean declarados "zona afectada gravemente por la emergencia de protección civil", mientras que el PSOE de Madrid ha enviado a los grupos municipales un modelo de moción para que, una vez se conozcan mejor los daños causados por el temporal Filomena, los presenten en los plenos municipales.

Pero los socialistas insisten que, una vez se evalúen los daños, la Comunidad de Madrid deberá crear un fondo extraordinario para adelantar que las ayudas lleguen a los municipios.

Los ayuntamientos de Villaviciosa de Odón, Arroyomolinos, Chinchón Alcobendas, Chincón, Ciempozuelos o Nuevo Baztán han avanzado que harán esta petición para hacer frente a los daños en infraestructura, suministros, tuberías, cubiertas, vehículos o árboles.

Los operarios continúan trabajando a contra reloj limpiando las calles de todos los municipios para recuperar la movilidad pero algunos vecinos como en el entorno de El Molar siguen incomunicados un centenar de familias que residen en fincas a las afueras del municipio, cuyos caminos de acceso siguen colapsados por la nieve y el hielo.

Por ello, quienes deben salir a trabajar o a por bienes de primera necesidad tienen que hacerlo con largas caminatas de más de dos horas. Sus ánimos empiezan a flaquear, porque las casas más lejanas se están quedando sin alimentos y butano, y “a Protección Civil se le complica llegar a las viviendas más lejanas”, explican a Efe los afectados.

La ardua tarea de limpiar las calles en todos los municipios, que llevará "semanas" como ya han alertado las autoridades, y pese a la ayuda en muchos de ellos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), ha llevado a municipios como San Sebastián de los Reyes y Alcobendas comienzan a pedir “colaboración ciudadana” para atajar las consecuencias de Filomena, con el reparto de sal y el préstamo de palas para que se sumen a los trabajos para la retirada de hielo.

Frente a la situación de los municipios del sureste y centro de la capital que fueron los mañas afectados por el temporal se encuentran los pueblos de la sierra madrileña, que ya han recuperado la normalidad.

En Guadarrama, desde el principio de esta semana está todo abierto en el municipio y todas las calles accesibles y limpias de nieve y hielo, gracias a que las labores de limpieza y el reparto de sal comenzaron el jueves, un día antes de que empezara a nevar.

Fuentes municipales han explicado a Efe que el mérito de esta gestión es únicamente que están acostumbrados a este tipo de nevadas y, aunque hacía mucho tiempo que no nevaba tan fuerte, tienen los medios, la maquinaria y tanto los trabajadores municipales como los vecinos saben cómo actuar en estas ocasiones, y retiran la nieve a tiempo cuando deja de nevar.

En esta línea, la alcaldesa de Navacerrada, Ana Paula Espinosa, ha afirmado a Efe que hace tiempo que lo tienen “todo controlado”, ya tienen “normalidad absoluta”, están todos los comercios y restaurantes abiertos, están “ayudando a otros municipios desde el domingo” y las dos estaciones de esquí, Valdesquí y Navacerrada, llevan abiertas dos días.

(c) Agencia EFE