Macron pide una "mayoría sólida" en las elecciones legislativas del domingo

·2 min de lectura

París, 14 jun (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, pidió este martes una "mayoría sólida" a los ciudadanos en la segunda vuelta de las elecciones legislativas del próximo domingo, en las que su alianza corre el riesgo de perder el control de la Asamblea Nacional.

"Necesitamos una mayoría sólida", afirmó Macron en una declaración desde el aeropuerto de Orly, poco antes de iniciar un viaje a Rumanía y Moldavia, centrado en la guerra de Ucrania.

"Vivimos tiempos históricos", aseguró, con el retorno a Europa de la guerra a gran escala y en la que un contendiente es una potencia nuclear, lo que ha generado subidas de precios e incertidumbre.

Por ello, dijo que el país necesita una mayoría parlamentaria "para asegurar el orden", tanto a nivel exterior como interno, porque "nada sería peor que añadir un desorden francés al desorden internacional".

Si en la Asamblea Nacional no hay una mayoría parlamentaria, sería "perdernos en el inmovilismo, el bloqueo y la impostura", aseguró.

En la primera vuelta del pasado domingo, la alianza de Macron, llamada Ensemble (Juntos), superó muy ligeramente en votos a la coalición de izquierda Nupes.

Y aunque, previsiblemente, Ensemble ganará holgadamente en escaños a Nupes, corre un serio peligro de no renovar su actual mayoría absoluta en la Asamblea Nacional.

"Es la hora de las decisiones, y las grandes decisiones no se hacen jamás con la abstención", recalcó Macron, en alusión al récord de ciudadanos que no acudieron a votar en la primera vuelta del pasado domingo, ya que la participación fue solo del 47,51 %.

El domingo próximo, "no debe faltarle ningún voto a la República", insistió.

La intervención de Macron generó rápidamente críticas del principal rival de la mayoría presidencial en estos comicios, el líder izquierdista Jean-Luc Mélenchon.

Mélenchon, cuya coalición puede quitar a Macron la mayoría absoluta, calificó la aparición presidencial, con un avión al fondo y a punto de dirigirse hacia un país fronterizo con Ucrania, de "un 'sketch' al estilo Trump para advertir contra el enemigo interior".

Además, se lamentó de que la primera ministra, Élisabeth Borne, rechazó mantener un debate televisado con él de cara a la segunda vuelta, incluso si un canal público se había ofrecido a emitirlo.

El dirigente ecologista Julien Bayou atribuyó la alerta lanzada por el presidente al "pánico" que comienza a sufrir el campo republicano.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente