Macron y Sánchez firmarán convenio de binacionalidad en cumbre franco-española

María Elena BUCHELI
·3 min de lectura

El jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente francés, Emmanuel Macron, firmarán el lunes un convenio de binacionalidad y abordarán la cuestión de un pasaporte de vacunación en una cumbre bilateral en la ciudad francesa de Montauban.

Esta localidad, ubicada en el suroeste de Francia, fue elegida para acoger la 26º cumbre hispano-francesa -la anterior fue celebrada en Málaga en 2017-, por su simbolismo en la historia común de estos países vecinos.

Fue allí a donde se desplazaron cientos de exiliados españoles durante la Guerra Civil española y la dictadura franquista y en su cementerio yacen los restos de quien fue el último presidente de la II República española (1936-1939), Manuel Azaña.

Los dos mandatarios concluirán su encuentro con una visita al camposanto para rendir homenaje a esta figura republicana, que murió en el exilio en 1940, perseguido por la policía franquista y la Gestapo, un hecho inédito para un jefe de Estado francés.

Uno de los puntos más importantes de la cita será la firma de un convenio de doble nacionalidad, algo "excepcional" según Madrid, ya que, en Europa, España solo tiene este acuerdo con Portugal, aunque sí lo tiene con naciones latinoamericanas.

Este pacto permitirá que los aproximadamente 190.000 españoles que residen en Francia y los 150.000 franceses que viven en España puedan optar a tener las dos nacionalidades sin renunciar a la de origen.

Es a la vez "un avance muy concreto", "un símbolo fuerte" y "una marca de confianza ya que España sólo autoriza la doble nacionalidad con un número limitado de socios", dijo el ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, al anunciar la celebración de la cumbre en julio de 2020.

- Pasaporte de vacunación -

En el menú de la cumbre figura también la crisis del covid-19, la reactivación económica y la cuestión de la creación de un pasaporte sanitario a nivel europeo, un tema que está aún en discusión.

Madrid se muestra menos reticente que París frente a esta idea que gana terreno en el mundo con el objetivo de poder reactivar los vuelos internacionales y el turismo, pero que sigue contando con detractores.

Los líderes abordarán también la lucha contra la inmigración clandestina y el terrorismo, en particular con la reforma del espacio Schengen, que apoyan ambas capitales.

Tratarán también el cierre de puestos fronterizos en los Pirineos, decidido por Francia en las últimas semanas, que ha generado controversia.

Fue justamente en la frontera con España que Macron abogó el pasado 5 de noviembre por refundar "en profundidad" este espacio común de libre circulación de personas, que abarca gran parte del continente europeo, para que -dijo- "proteja mejor nuestras fronteras comunes".

Macron y Sánchez, que mantienen posiciones cercanas en la política europea, prepararán también la cumbre de la Unión Europea del 25 y 26 de marzo.

Durante la cumbre se firmarán asimismo varios acuerdos bilaterales, sobre todo para favorecer los intercambios universitarios entre ambos países, y se hablará del avance de las interconexiones eléctricas y ferroviarias.

Debido a la pandemia sólo estarán presentes en Montauban Sánchez y Macron, mientras que el resto de ambas delegaciones participarán por videoconferencia.

bur-meb/mis