Macron pide que reflexión sobre futuro OTAN incluya diálogo fuerte con Rusia

EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Watford (R.Unido), 4 dic (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, defendió este miércoles que la etapa de reflexión que va a abrir la OTAN sobre su futuro estratégico debe considerar un "diálogo fuerte" con Rusia, a su juicio fundamental para la paz en Europa.

"Nuestra Alianza tiene una historia y también una geografía, de manera que la seguridad y la estabilidad de Europa no pueden garantizarse con solidez sin la puesta en práctica de un diálogo sólido y exigente con Rusia", indicó Macron en una rueda de prensa al término de la reunión de líderes de la OTAN a las afueras de Londres.

En esa cita, los aliados acordaron encargar al secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, hacer una propuesta para, con el apoyo de expertos, abrir una reflexión para impulsar más la unidad de la Alianza tras los últimos desencuentros entre sus miembros por cuestiones como la intervención unilateral de Turquía en el norte de Siria.

Macron, que dio un toque de atención al considerar hace unas semanas que la Alianza se encontraba en "muerte cerebral", explicó los ejes en los que cree que debe basarse ese proceso, en el que cree que se debe apostar por un marco de relaciones con Moscú que, en todo caso, "de ninguna manera podría sacrificar ni la seguridad ni los intereses de los países".

"Si queremos avanzar en la estabilidad de Europa nos tenemos que implicar en ese diálogo", insistió Macron, que, en su opinión, "pasa por una disuasión creíble pero también por una evolución de la postura sobre Rusia".

La OTAN mantiene una doble vía con Rusia consistente en mantener abierto el diálogo -pese a que suspendió su cooperación práctica en 2014 a raíz de la anexión ilegal de la península ucraniana de Crimea por parte de Moscú- pero también aplicar una disuasión creíble.

"Rusia es una amenaza en ciertas cuestiones, eso es una realidad. Es una amenaza para la vecindad, la crisis ucraniana lo demuestra. También es un vecino en el plano geográfico y un socio en algunos temas", puntualizó el presidente galo.

Dentro de la reflexión que va a abrir la OTAN, Macron también pidió que se aborde el control del armamento y la no proliferación tras el fracaso del tratado de reducción de misiles nucleares de corto y medio alcance (INF).

"Tenemos que avanzar colectivamente, imaginar un proceso nuevo que nos permita tener garantías al menos equivalentes al INF, encontrar un marco jurídico apropiado e integrar mejor la defensa", indicó, y pidió a los aliados "definir una posición clara" sobre la ampliación de esta discusión a China, que cuenta con ese tipo de armas.

Macron también volvió a arremeter contra Turquía por haber comprado a Rusia un sistema de defensa antimisiles que es incompatible con el que utiliza la Alianza y criticó ese tipo de "ambigüedades" de Ankara.

"Me felicito de que por primera vez asumamos un ejercicio de reflexión colectiva", dijo sobre el proceso que han acordado abrir los aliados y que confió en que tenga lugar en el primer trimestre de 2020.

Tanto Francia como Alemania habían pedido la creación de un grupo de expertos que evaluara la situación de la Alianza y planteara ideas para potenciar la unidad de sus miembros.