Macron "pide perdón" a los harkis en nombre de Francia y promete una reparación

·1 min de lectura
Salah Abdelkrim (drcha) es distinguido como Caballero de la Legión de Honor por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, durante un homenaje a los harkis el 20 de septiembre de 2021 en París (AFP/Gonzalo Fuentes)

El presidente Emmanuel Macron "pidió perdón" este lunes en nombre de Francia a los harkis, los efectivos musulmanes que combatieron junto al ejército francés durante la guerra de Argelia, y anunció la próxima promulgación de una ley de "reparación".

"Quiero brindar nuestro reconocimiento a los combatientes, no los olvidaremos. Les pido perdón, no los olvidaremos", insistió el mandatario en una ceremonia de homenaje en el Palacio del Elíseo, en presencia de exharkis, descendientes, dirigentes de asociaciones y personalidades.

También prometió presentar antes de fin de año "un proyecto destinado a inscribir en el mármol de nuestras leyes el reconocimiento y la reparación para los harkis".

"El honor de los harkis debe quedar fijado en nuestra memoria nacional", añadió, pidiendo "restañar las heridas", que deben ser "cerradas con palabras verdaderas, gestos de memoria y actos de justicia".

Los harkis son los excombatientes --hasta 200.000-- reclutados por el ejército francés durante el duro conflicto que entre 1954 y 1962 enfrentó a los nacionalistas argelinos con Francia.

Al finalizar la guerra, algunos de ellos, abandonados por la ya para entonces exmetrópoli, sufrieron represalias en Argelia.

Varias decenas de miles, muchos acompañados por sus familiares, fueron trasladadas a Francia, donde fueron alojados en "campos de tránsito y reclasificación", en condiciones de vida indignas y traumáticas.

Los harkis y sus descendientes integran actualmente una comunidad de varios centenares de miles de personas en Francia.

Tuvieron una integración difícil en su nuevo país, asimilados a inmigrantes y rechazados por éstos.

En el año 2000, el entonces presidente argelino Abdelaziz Buteflika, fallecido hace unos días, los calificó de "colaboracionistas" y, aunque criticaba sus condiciones de vida en Francia, descartó su retorno a Argelia afirmando que "no era su país".

jri-pab/cs/thm/age/pc

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente