Macron marca el rumbo de la diplomacia francesa; Ucrania e Irán entre sus prioridades

·5 min de lectura
© Mohammed Badra, AFP

Durante la Conferencia de Embajadores este 1 de septiembre, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, estableció las próximas directrices en política exterior de su país, en un contexto internacional marcado por diversas crisis. El mandatario alertó que el mundo debe prepararse para una "larga guerra" en Ucrania y las problemáticas que de ella se derivan, incluida la escasez de alimentos y energía. Asimismo, resaltó la necesidad de una pronta reanudación del Acuerdo nuclear con Irán.

Múltiples crisis internacionales y una política exterior que busca encararlas.

Francia, uno de los países más influyentes de la Unión Europea, presentó este jueves 1 de septiembre el rumbo de sus directrices diplomáticas. El presidente Emmanuel Macron resaltó acciones a tomar en un contexto internacional de problemáticas agudas, poniendo en primer plano el conflicto ruso en Ucrania, el declive de las democracias y el programa nuclear iraní.

"La división de Europa es uno de los objetivos de guerra de Rusia", por lo que "la unidad de los europeos" es "clave", afirmó el mandatario durante la Conferencia de Embajadores, en París, este 1 de septiembre.

Durante el evento, que no se realizaba desde hace dos años debido a la pandemia del Covid-19, Macron también rindió homenaje a la labor del personal consular en medio de las crisis que han marcado el primer quinquenio.

La Conferencia de Embajadores se celebra en momentos en que muchos diplomáticos franceses cuestionan el rol de su profesión tras una controvertida reforma de la función pública, contra la que se produjo una huelga de un día a principios de verano, un hecho inédito.

Macron apela a coaliciones internacionales para evitar la extensión de la guerra en Ucrania

Diálogo, unión y coaliciones internacionales. Tres de las principales direcciones que enmarcó el mandatario para afrontar la guerra en Ucrania y evitar su prolongación.

El jefe de Estado francés abogó por coaliciones internacionales "incluso imperfectas, incluso incompletas", dijo, para prevenir "una extensión geográfica del conflicto ucraniano".

Macron aseguró que una eventual solución al conflicto que lanzó el Kremlin contra su vecino país el pasado 24 de febrero debe traspasar las fronteras de Europa, ante una "deconstrucción" del orden mundial y la afirmación de "poderes autoritarios y desequilibrio".

Para frenar la amenaza de amplificación del conflicto, el presidente francés pidió incluso alianzas con países de África, Asia y América.

Macron justificó la necesidad de poner en marcha un plan de cooperación internacional en esta materia debido a que el mundo está frente a “una guerra larga", ante la cual se requiere trabajar para “evitar la escalada y prepararnos para la paz", enfatizó.

En esa línea, el líder del Elíseo señaló que también es vital involucrar un proceso de conversaciones para buscar una salida negociada.

"Prepararse para la paz significa seguir hablando (...) con todas las partes interesadas y, por lo tanto, Francia seguirá -como hice hace unos días y como volveré a hacer después de la misión de la OIEA- hablando con Rusia para, en cada punto donde su papel sea útil, poder preparar los términos de la paz”, subrayó.

El deseo declarado del gobernante francés de mantener el diálogo con su homólogo ruso Vladimir Putin ha sido criticado, incluso por el presidente ucraniano Volodímir Zelenski.

Sin embargo, Macron insistió en que se debe hacer todo lo posible para que una paz negociada sea viable “en el momento en que los dos protagonistas se recuperen", suplicó.

La última reunión entre Macron y Putin se remonta al pasado 19 de agosto y se centró en particular en la inspección del Organismo Internacional de Energía Nuclear en la central nuclear de Zaporizhia, en el sur de Ucrania. Precisamente una delegación del equipo de inspección logró llegar este jueves al lugar.

Macron prevé un acuerdo para reanudar el pacto nuclear con Irán en “los próximos días”

El afectado programa nuclear iraní también forma parte de la primera línea de la agenda en materia exterior de París.

El jefe de Estado francés aseguró que espera que en los próximos días se concluya un acuerdo para reactivar el pacto, alcanzado originalmente en 2015 entre la república islámica y las potencias mundiales.

“Espero que en los próximos días se concluya el JCPOA”, dijo Macron, refiriéndose al Plan de Acción Integral Conjunto como se conoce formalmente al acuerdo.

Los puntos clave de ese pacto se centraron en que Irán no produciría uranio altamente enriquecido durante los 15 años siguientes a la firma del acuerdo, prescindiría del 98 % del material nuclear en sus manos y eliminaría dos tercios de las centrifugadoras instaladas en sus plantas atómicas.

A cambio, la Organización de Naciones Unidas se comprometió a levantar todas las sanciones impuestas contra Teherán, pero con algunas salvedades. Las sanciones sobre armas se mantendrían por un periodo de cinco años y, en el caso de los misiles balísticos, por ocho. Para su retiro, Irán debía cumplir con los "pasos básicos" del acuerdo.

Sin embargo, el plan fue incumplido por las dos partes. El principal punto de quiebre se dio con el retiro de Washington del convenio en 2018, impulsado por el entonces presidente Donald Trump, que alegó violaciones de la Administración de Rohani a lo firmado.

Teherán aumentó el refinamiento de uranio al 4,5 % y para enero de 2021 lo llevó al 20 %, según un reporte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Desde el inicio de conversaciones indirectas entre EE. UU. e Irán, el pasado abril, se espera la inminente reanudación de sus compromisos.

Con Reuters y AFP