Macron busca reconocer y reparar a los Harkis que lucharon por Francia en Argelia

·4 min de lectura

El presidente francés dio un nuevo paso para mantener en la memoria la participación de los Harkis durante la guerra de Argelia. En una recepción en el Palacio del Elíseo, el mandatario anunció un acta de reconocimiento y reparación para estos excombatientes argelinos que estuvieron junto al Ejército francés y que han sido olvidados por décadas.

El presidente Emmanuel Macron presidió este lunes 20 de septiembre una recepción dedicada a los veteranos de guerra conocidos como 'Harkis' que lucharon junto al Ejército francés durante la Guerra de Argelia (1954 - 1962). Durante un discurso, el mandatario anunció una ley de "reconocimiento y reparación".

"El Gobierno presentará antes de fin de año un proyecto para consagrar en nuestras leyes el reconocimiento y la reparación de los Harkis", dijo el jefe de Estado, pidiéndoles perdón.

"A los combatientes quiero darles nuestro agradecimiento; no los olvidaremos", agregó. "Francia ha fallado en sus deberes con los Harkis, sus esposas, sus hijos", insistió.

"Francia les soltó la mano y les dio la espalda"

El jefe de Estado francés recordó que cerca de 200.000 Harkis llevaron los colores de Francia durante la guerra de Argelia y prestaron "servicios inminentes". Pero su acogida en Francia al final del conflicto "no fue digna" y la mitad de ellos estuvieron "aparcados en campamentos".

“Fue terrible la suerte de los Harkis, excluidos, subyugados, impedidos, desterrados de su tierra natal, burlados en su tierra anfitriona”, resumió Emmanuel Macron. "Para ustedes y sus familias fue un abandono", reconoció. "Francia les soltó la mano y les dio la espalda", apuntó el mandatario francés.

Cerca de 300 personas fueron invitadas a la ceremonia en el Elíseo: Harkis de edad avanzada y también sus descendientes, jefes de asociaciones y personalidades.

La recepción se realizó cinco días antes del Día Nacional de Homenaje a los Harkis, que se celebra cada 25 de septiembre desde 2003, especialmente en el sur de Francia, donde hay una gran comunidad.

Una ley exigió reconocer "el abandono de los Harkis"

Durante la guerra de Argelia, casi 200.000 argelinos fueron reclutados como auxiliares del Ejército francés. Cuando todo acabó, algunos de ellos, abandonados por París, fueron víctimas de represalias en Argelia.

Varias decenas de miles de personas, a menudo acompañadas por mujeres y niños, fueron trasladadas a Francia, donde fueron ubicadas en "campos de tránsito y reclasificación" con condiciones de vida traumáticas e indignas.

Desde entonces, "la República ha dado pasos: se han instalado varios procedimientos de compensación a lo largo del tiempo", recordó un asesor en el Elíseo.

A raíz de algunos gestos, considerados insuficientes por las asociaciones de Harkis, estas exigieron en una carta abierta a Emmanuel Macron que se vote una "ley de reconocimiento del abandono de los Harkis" antes de fin de año.

"Le hemos visto tener el coraje de reconocer páginas oscuras de nuestra historia, sobre la guerra de Argelia, Ruanda o los ensayos nucleares en Polinesia. Esperamos que sea usted quien ponga fin a 60 años de cierta hipocresía y que consiste en reconocer el abandono de los Harkis en los discursos, pero rechazar el hecho en una ley”, pronunció la Asociación Justicia Información Reparación para los Harkis (Ajir) en la carta.

Las asociaciones, que afirman representar a una comunidad de alrededor de 400.000 personas (Harkis y descendientes), también exigieron un aumento de las indemnizaciones existentes.

En septiembre de 2018, la secretaria de Estado de las Fuerzas Armadas, Geneviève Darrieussecq, presentó el "plan Harkis" que incluía la liberación de 40 millones de euros durante cuatro años para revalorizar las pensiones de los veteranos y ayudar a las de sus hijos que viven en precariedad.

Distribución de legiones de honor

Emmanuel Macron había anunciado anteriormente que se dirigiría a los Harkis al recibir, en enero, el informe del historiador Benjamin Stora con el objetivo de promover "el apaciguamiento de los recuerdos" en torno a la guerra en Argelia y que sigue siendo "una herida abierta" entre las dos orillas del Mediterráneo.

Durante la recepción, el presidente condecoró a Salah Abdelkrim, un representante harki herido en combate, el general francés François Meyer, que organizó la repatriación "de varios cientos de harkis", y una hija de Harki, Bornia Tarall, "activista por la igualdad de oportunidades y la diversidad".

Después de haber tenido varias iniciativas (sobre Maurice Audin, la apertura de los archivos o el asesinato del abogado Ali Boumendjel), Macron todavía tiene la intención de participar en dos días conmemorativos al final de su quinquenio: la represión por parte del Policía francesa en una manifestación de argelinos en París el 17 de octubre de 1961 y la firma de los Acuerdos de Evian el 18 de marzo de 1962 que consagraron la derrota francesa en Argelia.

Los encuentros son políticamente sensibles en este período previo a las elecciones presidenciales de abril de 2022, cuando los Harkis representan un electorado tradicionalmente cortejado por el partido Agrupación Nacional y la derecha.

Este artículo fue adaptado de su original en francés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente