El Ejército francés mata al líder del Estado Islámico en el Sahel

·3 min de lectura

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, informó en la madrugada de este jueves 16 de septiembre que las tropas de su país desplegadas en el Sahel mataron al líder del autodenominado Estado Islámico en la región, Adnan Abu Walid al-Sahraoui. Se trata del extremista que se adjudicó varios ataques, entre ellos un asalto en Níger en 2017 en el que murieron cuatro militares de Estados Unidos y otros cuatro soldados locales.

Como un “gran éxito” calificó el presidente Emmanuel Macron la muerte del dirigente del grupo extremista Estado Islámico (EI), Adnan Abu Walid al-Sahraoui, en el Gran Sahara, a manos de las tropas de Francia desplegadas en la región desértica.

“Adnan Abu Walid al-Sahraoui, líder del grupo terrorista Estado Islámico en el Gran Sahara fue neutralizado por las fuerzas francesas. Este es otro gran éxito en nuestra lucha contra los grupos terroristas en el Sahel”, publicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Macron no especificó cómo las tropas de su país dieron con su paradero, ni cómo identificaron su cuerpo.

“El número uno del Estado Islámico en el Sahel, murió tras un ataque de la fuerza de Barkhane. Felicito a los agentes militares y de inteligencia que han contribuido a esta misión a largo plazo. Es un golpe decisivo contra este grupo terrorista. Nuestra lucha continúa”, aseguró por su parte, la ministra francesa de Defensa, Florence Parly.

La Operación Barkhane, llevada a cabo en el Sahel por las Fuerzas Armadas Francesas y las tropas de los países aliados de la región africana es desde 2014 una misión en la que actúan 5.100 militares de Francia. Esta acción sustituyó en 2013 la operación Serval para impedir el avance de los yihadistas que se habían hecho con el poder en el norte de Malí.

Algunos de los crímenes de Al-Sahrawi

El movimiento del extremista es responsabilizado de la mayoría de los ataques yihadistas en Malí, Burkina Faso y Níger. La triple frontera ha sido en los últimos años un punto de violencia con asaltos perpetrados por el EI, además del Grupo de Apoyo al Islam y los llamados Musulmanes (GSIM), afiliados a Al-Qaeda.

El 9 de agosto de 2020, el dirigente del Estado Islámico en Níger ordenó personalmente el asesinato de seis trabajadores humanitarios franceses, sus guías y conductores.

Asimismo, el grupo extremista es responsable de secuestros a extranjeros en el Sahel. Las autoridades creen que aún mantiene en cautiverio al estadounidense, Jeffrey Woodke, secuestrado en su casa, en Níger, en 2016.

El anuncio de la muerte del máximo responsable de EI en la región desértica se produce luego de que el pasado julio Macron anunciara que reducirá a la mitad la presencia de sus fuerzas armadas en el Sahel. El mandatario francés indicó que su país "no puede sustituir" a los Estados de la región que "deciden no asumir sus responsabilidades" y no llegan a garantizar la seguridad ni los servicios públicos en su propio territorio.

Con Reuters, AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente