Macron acuerda en Argelia crear una comisión sobre la colonización y un proyecto para jóvenes

·1 min de lectura

Emmanuel Macron ha recorrido un lugar emblemático en su segundo día de visita a Argelia: El cementerio europeo de Saint Eugene, el principal de Argel en tiempos de la colonización, donde miles de cristianos y judíos fanceses fueron enterrados antes de la independencia del país africano en 1962.

Sesenta años después, las heridas siguen abiertas

El presidente francés y su homólogo argelino Abdelmajid Tebboune anunciaron el jueves la creación de una comisión conjunta de historiadores para estudiar los 132 años de control francés. Según Macron, sin tabúes y con la apertura total de archivos.

"En la cuestión de la memoria y la cuestión francoargelina, nos piden constantemente elegir, y deberíamos decir: elegir el orgullo o el arrepentimiento. Pero yo quiero la verdad y el reconocimiento, si no avanzaremos jamás".

Macron intenta poner así fin a la controversia existente en su país, donde parte de la clase política, sobre todo de la derecha, continúa defendiendo el legado francés en Argelia. En 2017, durante su campaña electoral, calificó la colonización de crimen contra la humanidad.

Un proyecto para la juventud argelina

Ha anuciado que este sábado firmará junto a Tebboune una declaración que supondrá una asociación renovada y ambiciosa, en sus palabras "por y para la juventud". Ha anticipado la aceptación en su país de ocho mil estudiantes argelinos más para este año, que se unirán al contingente anual de treinta mil.