Macedonia del Norte se encuentra en una encrucijada bajo las exigencias de Bulgaria

·1 min de lectura

Tras 17 años de estatus de candidato, Macedonia del Norte recibió una invitación para iniciar las negociaciones con la Unión Europea. Pero todavía hay muchos obstáculos para el pequeño país, entre ellos las exigencias de Bulgaria, que es miembro de la UE y tiene poder de veto.

Bulgaria exige que Macedonia del Norte reconozca su minoría búlgara, y que su lengua tiene raíces búlgaras. Los manifestantes respondieron a estas exigencias con indignación.

"¡Debería ser rechazado! No creo que deba aceptarse. Nos están chantajeando, y simplemente no se nos ha dado la misma oportunidad que a otros países, como Serbia y Montenegro", opina uno de los manifestantes.

"No podría ser peor. Los locos lo aceptaron", agrega otro. "¡Nada de negociaciones con los búlgaros!", concluye otro hombre.

Las protestas, que se prolongan desde hace una semana, derivaron en violencia, con decenas de policías heridos y varios manifestantes detenidos.

A pesar del violento estallido, el gobierno cree que Macedonia del Norte debe iniciar las negociaciones de adhesión.

"Entendemos todas las preocupaciones y emociones de la gente, pero intentamos explicar que se trata de la orientación estratégica de nuestro país. Y que podemos entrar en la Unión Europea como macedonios con la lengua macedonia", declaró Bojan Maricic, viceprimer ministro para la integración en la UE.

Una de las condiciones de las negociaciones es la inclusión de la minoría búlgara en la Constitución de Macedonia del Norte, lo que requeriría una mayoría de dos tercios en la Asamblea, algo que necesita los votos de los partidos de la oposición de etnia macedonia.

"Decimos que no apoyaremos esta propuesta y el cambio de la Constitución por la sencilla razón de que lo que se pide a Macedonia con esta propuesta y por parte de Bulgaria está llegando hasta las raíces de la nación", dijo Aleksandar Nikoloski, vicepresidente de VMRO DPMNE, el principal partido de la oposición.

Desde Skopie, nuestro enviado especial Borjan Jovanovski nos da su perspectiva:

Como dijo el presidente francés Emmanuel Macron, Macedonia del Norte está en una encrucijada histórica.

Tiene que elegir entre el camino de las negociaciones para la adhesión a la UE -que suponen un reto para las cuestiones nacionales- o el camino hacia unos destinos desconocidos que ofrecen las crecientes intenciones políticas anti-UE.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente