Mañueco nombra personal eventual al exconcejal de Salamanca que dimitió por una alcoholemia

·2 min de lectura
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. (Photo: Claudia Alba / Photogenic / Europa Press via Getty Images)
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. (Photo: Claudia Alba / Photogenic / Europa Press via Getty Images)

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. (Photo: Claudia Alba / Photogenic / Europa Press via Getty Images)

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha designado entre el personal eventual de su departamento a Daniel Llanos García, el exedil del PP en el Ayuntamiento de Salamanca que dimitió hace casi un año tras dar positivo en un control de alcoholemia.

Daniel García Llanos es una de las personas que consta en el Acuerdo rubricado por Alfonso Fernández Mañueco por el que se nombra personal eventual, en el que no figura el ‘popular’ Juan Martínez Majo, que fue designado personal eventual tras su salida de la Presidencia de la Diputación de León, cargo que ocupó entre 2015 y 2019.

El que fuera concejal de Fomento, Juventud y Patrimonio del Ayuntamiento de Salamanca anunció su renuncia al acta el pasado 18 de mayo de 2021 después de que en la noche del jueves anterior diese positivo por alcoholemia en una prueba que le hicieron cuando regresaba a casa en coche tras una cena con amigos. Según la Cadena SER, triplicó la tasa permitida.

Ya el sábado, debido a la tasa registrada, fue condenado en juicio rápido por un delito contra la seguridad vial, lo que llevó a la oposición ha pedir su dimisión de los cargos que ostentaba en la Corporación municipal, responsabilidades que dejó el citado 18 de mayo, al igual que las que había mantenido durante los últimos años en Nuevas Generaciones de Castilla y León, donde abandonó su puesto de secretario general.

La renuncia y las explicaciones de Llanos

En la rueda de prensa de renuncia a su cargo aseguró que, después de su “error” y “un proceso de reflexión”, había optado por dejar sus responsabilidades, ya que en política “la ejemplaridad hay que ejercerla, no es una opción”.

En su intervención, confesó estar ante un momento “de los más duros” de su vida, en el que dejó los cargos tras años en los que había vivido “experiencias inolvidables” y que ahora dejaba a un lado porque la ejemplaridad en política “nunca debe ser una opción”. En ella, los representantes públicos han de ofrecer “un plus” frente a conductas impropias, aseveró.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente