Mónica García revela lo que tuvo que explicar a sus hijos tras la frase de Casado

·2 min de lectura
Mónica García, líder de la oposición en la Asamblea de Madrid, junto con las otras participantes en el acto del Teatro Olympia de Valencia. (Photo: Ana Escobar / EFE)
Mónica García, líder de la oposición en la Asamblea de Madrid, junto con las otras participantes en el acto del Teatro Olympia de Valencia. (Photo: Ana Escobar / EFE)

Continúa resonando el eco de la polémica por el descalificativo usado por el líder del Partido Popular, Pablo Casado, para criticar el acto del pasado sábado en Valencia que reunió a Yolanda Díaz, Ada Colau, Mónica Oltra, Fátima Hamed y a Mónica García. Precisamente, esta última ha abordado las palabras de Casado en la que describía el encuentro que llevaba por nombre Otras políticas, como un “aquelarre”.

La portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid ha explicado en una entrevista en la cadena Telemadrid que detecta un “tufo machista y misógino” en la afirmación del presidente de los populares. García ha considera que se trata de un comentario “absurdo y más viniendo de un dirigente político”.

No obstante, la líder de la oposición en la Cámara regional madrileña también ha aprovechado la entrevista televisiva para relatar una anécdota que le ocurrió con sus hijos, cuando les estaba acostando.

Un aquelarre es...

Mónica García ha explicado que sus pequeños le preguntaron qué era un aquelarre y que tuvo que describirles de dónde venía ese término. Una cuestión de la que ha adelantado que “soy mujer y científica” y que “me siento absolutamente representada por un aquelarre”.

Les conté que una reunión de brujas y se partieron de risaMónica García, portavoz de Más Madrid en la Asamblea

Así, la política de Más Madrid ha relevado cómo les explicó a sus hijos qué era eso de un aquelarre. “Les conté que una reunión de brujas y se partieron de risa”, ha reconocido concretamente García, puntualizando que cree que el comentario de Casado estuvo fuera de lugar.

Las otras críticas del PP

El ataque de Casado al evento de las cinco políticas de izquierdas no fue el único que se produjo desde el bando popular. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, también vertió una controvertida opinión sobre la llegada de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, al acto.

La ministra de Trabajo fue recibida a huevazos por un grupo de transportistas que protestaban contra el Ejecutivo y las palabras de Egea causaron rechazo en redes sociales acusado de justificar la acción. “Siento mucho el mal rato que ha pasado y que le hayan tirado huevos y la hayan gritado, pero llevo mucho tiempo diciéndole que la calle no aguanta más”, afirmaba el popular.

Además, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también ha dejado caer alguna declaración que apunta al encuentro de Valencia. “Ahora resulta que la modernidad que nos proponen es vivir secuestradas o bajo un burka o la libertad del comunismo”, expresó la dirigente regional señalando que dicho acto no representaba a la mayoría de las mujeres, en una declaración recogida por la Agencia EFE.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente