México: un peritaje apunta a fallas estructurales como la causa del accidente del metro

·3 min de lectura

El segundo informe de la registradora noruega DNV reportó que el derrumbe del 23 de mayo pasado se debió a diversas falencias de la obra, entre ellas, la falta de pernos y a una mala construcción. El accidente del metro 12 de la Ciudad de México dejó 23 muertos y 79 personas heridas.

A través de la cuenta de Twitter de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos se dio a conocer este 7 de septiembre el segundo informe del peritaje efectuado por la registradora noruega DNV, contratada para determinar las causas del accidente de la línea 12 del metro de Ciudad de México, ocurrido el pasado 3 de mayo y que dejó 23 personas muertas y 79 heridas.

El análisis de 180 paginas apuntó, entre otros aspectos, que la falta de pernos en las vigas de un paso elevado que ya presentaba deficiencias fue uno de los factores que provocaron el derrumbe.

Según los peritos, esas falencias crearon “condiciones que condujeron a la distorsión del cuadro transversal y a la iniciación y propagación de fisuras por fatiga que redujeron aún más la capacidad de la estructura para soportar la carga.”

Las deficiencias hicieron que la estructura funcionara como dos vigas independientes, “una de hormigón, otra de acero”, que asumieron un peso que no estaban diseñadas para soportar.

En el anterior informe preliminar, los investigadores habían señalado múltiples problemas relacionados a los pernos: deficiencias en la soldadura, tornillos faltantes o mal colocados.

El estudio también añadió que el colapso pudo deberse además a problemas en las "propiedades mecánicas de la vigas" y en el "diseño del marco transversal de la obra", que no incumplía ciertos requisitos.

Según el reporte de la firma noruega, la vía y las instalaciones colindantes, como durmientes y rieles, estaban en "buenas condiciones generales", por lo que no hay evidencias de que pudieran haber influido en la falla.

Una obra marcada por las demoras y las sospechas de corrupción

Entre 2010 y 2012, la Ciudad de México invirtió 1.300 millones de dólares en la construcción de su decimosegunda línea de metro, durante el Gobierno de Marcelo Ebrard, hoy canciller de la administración de Andrés Manuel López Obrador.

La obra estuvo plagada de sobrecostos, supuestos fallos de diseño, sospechas de corrupción y conflictos de intereses.

De hecho, la línea tuvo que cerrar sus puertas apenas más de año después de su lanzamiento para poder sustituir o reparar algunas vías deficientes.

La estructura del metro ya se encontraba "comprometida" en 2017, situación agravada por el impacto del terremoto de 2017 que sacudió a la capital mexicana.

Según explicaron las autoridades, este segundo informe de DNV se dispone a determinar las "causas inmediatas" del suceso, mientras que para las próximas semanas se espera un tercer documento, que evalúe la "causa raíz" del accdente.

La empresa DNV tiene una extensa experiencia en el análisis de accidentes, empleando una metodología propia. Para el estudio de lo ocurrido en México, participaron expertos de Alemania, Estados Unidos, España y Brasil.

Con AP, EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente