México juzgara a general detenido en EEUU; "no es impunidad", dice canciller

Agencia EFE
·3 min de lectura

México, 17 nov (EFE).- El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, informó este martes que el ex secretario de Defensa Salvador Cienfuegos, detenido en EE.UU. desde octubre, regresará a este país donde será juzgado, y descartó que sea un acto de impunidad.

"La Fiscalía General de la República (FGR) tiene abierta una investigación que se deriva de la evidencia que recibió el día 11 de noviembre", dijo en conferencia de prensa Ebrard.

Explicó que con esa evidencia la Fiscalía tiene que decidir "qué pasos va a dar, porque se tiene que hacer una investigación y se tiene que hacer un proceso completo", y afirmó que la ley mexicana en la materia es "más garantista" que la de Estados Unidos.

"Entonces, lo que hará la Fiscalía es aplicar la ley de México", destacó el canciller.

Así pues, dijo, el general Cienfuegos seguirá su proceso en México "donde le serán aplicadas las leyes mexicanas, porque los delitos se cometieron en territorio mexicano", indicó.

El ministro aseguró que Cienfuegos será recibido en México por la FGR, que ya tiene abierta una investigación contra él.

DESCARTA IMPUNIDAD

Este martes, la FGR y la Fiscalía General de Estados Unidos, en un comunicado conjunto, detallaron que el Departamento de Justicia estadounidense tomó la decisión de solicitar la desestimación de los cargos penales en ese país contra Cienfuegos.

Ebrard detalló que será este miércoles cuando la jueza que lleva a cabo el proceso en Estados Unidos sea informada de la decisión.

El canciller señaló que la decisión demuestra "la simpatía" entre ambos países, y descartó que vaya a existir "impunidad en el caso".

Destacó que este acto fue una muestra de respeto a la soberanía de México y a sus Fuerzas Armadas.

Además, reconoció la labor del Fiscal mexicano, Alejandro Gertz Manero, por "su atinada, enérgica y eficaz" conducta en el asunto.

TENSIÓN EN LAS RELACIONES

El arresto de Cienfuegos había tensado las relaciones diplomáticas entre México y Estados Unidos después de que el gobierno mexicano alegara que la detención fue una violación a la soberanía del país.

Cienfuegos fue arrestado el pasado 15 de octubre en el Aeropuerto de Los Ángeles.

La fiscalía estadounidense le acusaba de proteger y ayudar a un cartel mexicano a traficar toneladas de drogas a Estados Unidos a cambio de sobornos millonarios mientras era secretario de Defensa en el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

De acuerdo con la acusación estadounidense, entre 2015 y 2017, a cambio de sobornos, protegió a cárteles y ayudó al tráfico marítimo y terrestre de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana.

La decisión podría responder a un intento por mejorar las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos.

Sin embargo, el canciller descartó que la decisión sobre Cienfuegos tenga algo que ver con las elecciones presidenciales de Estados Unidos el pasado 3 de noviembre, en las que el candidato demócrata, Joe Biden, es el virtual ganador frente al presidente y candidato republicano a la reelección, Donald Trump.

Afirmó que desde el pasado 6 de noviembre la FGR había solicitado pruebas del caso y a partir de entonces toda la evidencia fue proporcionada por Estados Unidos.

Tras el arresto de Cienfuegos, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, había aceptado la detención y aseguró que investigaría cualquier caso de corrupción en el ejército.

El Gobierno de López Obrador manifestó a finales de octubre su desacuerdo con el de Estados Unidos por no haber compartido la información que llevó a la detención del general Salvador Cienfuegos.

Además, López Obrador es, precisamente, uno de los pocos que todavía no ha reconocido la victoria del presidente electo de EE.UU., Joe Biden, en los comicios de hace dos semanas.

Cienfuegos era considerado uno de los militares más reputados de las Fuerzas Armadas y muy estimado entre la tropa, una carrera empañada por la masacre de Ayotzinapa y, ahora, por su detención a petición de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, en sus siglas en inglés).

(c) Agencia EFE