México y EEUU analizan acuerdo regional para detener migración ilegal

·2 min de lectura
Un miembro de la Guardia Nacional de Texas protege una abertura en el muro fronterizo cerca de un campamento de migrantes improvisado donde se han reunido miles de migrantes, en la frontera con México en respuesta a la afluencia de indocumentados, el 17 de septiembre de 2021, en Del Rio, Texas. (AFP/Jordan Vonderhaar)

México y Estados Unidos analizan un acuerdo regional para detener el flujo de migrantes indocumentados hacia sus fronteras, agravado en los últimos meses por el arribo de miles de ellos desde distintos países, anunciaron ambos gobiernos.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo este martes que abordó el tema la víspera con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, durante una conversación telefónica.

"Le manifesté que sería deseable arribar a un acuerdo regional. Estaremos en comunicación sobre ello", tuiteó Ebrard, quien prevé retomar el tema con Blinken durante la Asamblea General de la ONU que se desarrolla en Nueva York.

El Departamento de Estado estadounidense había evocado esa iniciativa el lunes en un comunicado que dio cuenta de la plática entre Ebrard y Blinken.

Ambos funcionarios "discutieron la necesidad de un esfuerzo regional coordinado para detener el flujo de migración irregular", señaló el texto.

Decenas de miles de migrantes indocumentados, en su mayoría haitianos, han llegado en los últimos meses a la frontera sur de México para continuar su marcha hacia Estados Unidos con la esperanza de obtener refugio.

Pero las autoridades estadounidenses han comenzado a repatriar a los haitianos vía aérea desde Del Río, una ciudad de Texas fronteriza con Ciudad Acuña (México), donde miles se agolpan para intentar ingresar.

Muchos de ellos han llegado a México desde Brasil o Chile -donde estaban refugiados desde hacía algunos años-, tras cruzar una decena de países.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller mexicano enfatizó este martes que el acuerdo debería ser regional porque la ola migratoria de haitianos "ha atravesado todos los países de América Latina".

Dicho esfuerzo podría incluir apoyo de la región y de las Naciones Unidas para "mejorar lo antes posible" la situación de Haití, añadió Ebrard, quien dijo que "en los próximos días" informará sobre los avances de la propuesta.

El secretario estadounidense de Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas, dijo el lunes que los migrantes haitianos han sido informados erróneamente de que pueden quedarse en Estados Unidos como refugiados bajo el Estatuto de Protección Temporal (TPS).

Tras el agravamiento de la crisis política por el asesinato en julio del presidente Jovenel Moise y el reciente terremoto que devastó a Haití, Washington extendió el TPS para todos los haitianos que estaban en Estados Unidos el 29 de julio o antes.

Pero "nadie que haya llegado la pasada semana será elegible para obtener el TPS", insistió Mayorkas.

jg/axm/ll

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente