México: la tercera autopsia confirmó que la joven Debanhi Escobar murió por asfixia

·9 min de lectura
AFP - JULIO CESAR AGUILAR

Según la Fiscalía, las causas de la muerte de Debanhi Escobar no fueron accidentales. La joven de 18 años, que desapareció el pasado 9 de abril y cuyo cuerpo fue encontrado la madrugada del día 22 del mismo mes a cuatro metros en una cisterna de agua en el perímetro un motel previamente inspeccionado por las autoridades, murió por asfixia por sofocación, de acuerdo con el tercer informe forense. También se descartó la asfixia por sumersión así como no se hallaron evidencias de violencia sexual.

Fue un homicidio, no un accidente. El lunes, 18 de julio, la Fiscalía del estado norteño de Nuevo León y la Secretaría de Seguridad del Gobierno de México (SSPC), junto a tres expertos en medicina forense desgranaron en una rueda de prensa los detalles sobre la muerte de la joven de 18 años Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, cuya desaparición se reportó el día 9 de abril.

Escobar salió la noche anterior con sus amigas, pero nunca volvió a casa. La madrugada del 22 de abril, su cuerpo sin vida fue hallado a cuatro metros de profundidad en una cisterna de agua del motel Nueva Castilla, en un perímetro donde las fuerzas de seguridad habían realizado batidas en varias ocasiones en los días previos.

Tras el escándalo nacional e internacional que supuso el caso, las fallas en el desarrollo de las pesquisas y la insistencia y desconfianza de la familia de la joven para con las autoridades encargadas de las indagaciones, a finales de junio se llevó a cabo la exhumación del cadáver de Escobar para su tercer estudio forense, del que se pudieron extraer cuatro conclusiones principales:

"La primera de ellas es que se tienen los elementos suficientes y necesarios para establecer que la causa de muerte de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa se debió a una asfixia por sofocación en su variedad de obstrucción de orificios respiratorios”, dijo el doctor Felipe Edmundo Takashi Medina.

Además, se estableció que la joven falleció entre tres y cinco días antes de ser encontrada; que no se observaron hallazgos de violencia sexual; y que su deceso no tuvo nada que ver con una asfixia por sumersión.

“Es importante destacar que el informe de necropsia que ahora se presenta se suma al esfuerzo de la Fiscalía de Nuevo León, la cual en 89 días de investigación con perspectiva de género y teniendo como línea principal el feminicidio se han realizado: 311 entrevistas, 120 intervenciones de campo, se han recolectado 621 indicios de los cuales 355 han sido analizados, 55 informes, se han elaborado 74 dictámenes, 308 estudios periciales y se han revisado más de tres mil horas de videograbación”, señaló el fiscal Gustavo Adolfo Guerrero, que además subrayó que "hay dictámenes médicos aún en proceso" y que faltan por "entregar los resultados químicos que elaboró la Universidad de Londres”.

La familia de la joven exige responsabilidades

Los padres de Debanhi, Mario Escobar y Dolores Bazaldúa, estuvieron el lunes presentes en la conferencia de prensa y agradecieron los estudios realizados por las autoridades competentes, aunque señalaron que continuarán en la lucha por saber qué ocurrió para que su hija acabara muerta en la cisterna de un motel.

“Nos encontraremos en el cielo cuando Dios quiera para volver a ser una familia y ayudarla a cumplir con todos sus sueños”.

“Queremos decirles mi esposa y yo que seguimos buscando la verdad, que seguimos en la lucha de saber qué fue lo que le pasó a Debanhi. Agradecerles a los peritos que ya dieron sus conclusiones”, comentó Mario Escobar en una breve comparecencia ante los medios.

En la noche, la familia emitió un comunicado de prensa a través de Youtube, donde aseguró que su compromiso no acabará hasta que se haga justicia. También trasladaron un emotivo mensaje para su hija: “Nos encontraremos en el cielo cuando Dios quiera para volver a ser una familia y ayudarla a cumplir con todos sus sueños”.

Por otra parte, los progenitores de la joven comentaron que exigirán a los responsables de las indagaciones que se demuestre pronto cómo se perpetró el feminicidio de su hija y quién o quiénes hay detrás del homicidio.

Además, Escobar padre afirmó que tanto el coordinador del Servicio Médico Forense (Semefo) como el responsable de la primera autopsia deberían ser investigados por presunta negligencia, dolo u omisión.

“Que se determine si tienen que ser destituidas, y exijo a esas personas que pongan su renuncia inmediatamente”, dijo durante la transmisión en vivo en su canal de Youtube, donde se congregaron hasta cuatro mil personas.

La exigencia de responsabilidades no quedó ahí: Mario Escobar acusó asimismo como presuntos encargados de obstaculizar las pesquisas a algunos de los funcionarios públicos con los que tuvo que tratar desde abril.

“Algunos más comprometidos con su trabajo y valores, otros indiferentes y apáticos a nuestra situación. Les pregunto, ¿habrían trabajado si fuera su hija, hermana, amiga o conocida?. Les dejo esta pregunta en el aire, es muy importante, es terrible lo que vivimos nosotros”, sentenció.

Los enredos de la investigación

El cuerpo de Debanhi Escobar fue encontrado en la madrugada del 22 de abril en la cisterna de agua del motel Nueva Castilla, 13 días después de que se reportara su desaparición.

La última imagen que se tuvo de ella fue tomada, presuntamente, por el conductor de una compañía privada de servicios de movilidad, que la dejó en el kilómetro 15,5 de la carretera de Monterrey a Nuevo Laredo tras una supuesta discusión con la joven.

A partir de entonces, fueron muchos los interrogantes acerca de qué ocurrió, por qué Escobar bajó del vehículo, por qué el conductor le habría tomado esa fotografía, cómo acabó la joven en la cisterna del motel, por qué la Policía no dio con su cadáver antes si ya habían hecho búsquedas en esa misma zona y cuál fue el móvil que desató el homicidio.

Antes de que finalmente se procediera a la exhumación del cuerpo de la joven el pasado 30 de junio, el tira y afloja entre las distintas autoridades fue continuo, sumado a las exigencias y la desesperación de unos padres que veían cómo reinaba la impunidad ante el feminicidio de su hija.

El pasado 26 de mayo fue cuando se confirmó que la Fiscalía estatal, por orden del Gobierno federal tras una reunión del presidente Andrés Manuel López Obrador con la familia de la víctima, iba a solicitar al Poder Judicial la exhumación del cuerpo con el objetivo de consensuar los criterios forenses del homicidio de Debanhi.

Hasta esa fecha se habían llevado a cabo diferentes peritajes: uno, promovido por profesionales independientes contratados de manera privada por parte de los progenitores, en los que se probaron, presuntamente, hallazgos de abuso sexual y muerte violenta.

Por su parte, la Fiscalía General de Nuevo León negó en todo momento esos extremos e incluso llegó a decir tras el hallazgo del cuerpo que la muerte de Escobar no era sino un "accidente". Después de la primera autopsia, determinó que la causa era una "contusión profunda de cráneo".

Para esclarecer las discrepancias, entre el 30 de junio y el 3 de julio un grupo de profesionales del Instituto de Ciencias Forenses, del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, un especialista de ONU Mujeres y un colectivo de juristas de la Universidad Autónoma de Nuevo León fueron quienes participaron de los peritajes previos a las más recientes conclusiones del caso.

Debanhi Escobar, un emblema más de la violencia contra las mujeres en México

El feminicidio de Debanhi Escobar se dio en medio de una escalada de la violencia contra las mujeres en el estado de Nuevo León, al norte de México. De hecho, durante la búsqueda de la joven de 18 años las autoridades estatales hallaron los cuerpos de otras cinco mujeres dadas como desaparecidas en el mismo perímetro donde se buscaba a la joven.

A finales de abril el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública publicó los datos de incidencia delictiva del primer trimestre de 2022, donde quedaba reflejado que Nuevo León es el segundo estado, sólo por detrás del Estado de México (39) e igualado con Veracruz (21) donde se cometieron más feminicidios.

Asimismo, el informe reveló que la violencia machista batió cifras récord a principios de 2022 en cuatro delitos catalogados de "alto impacto" entre los que están las violaciones y las agresiones por razones de género.

Con cifras del primer trimestre, sólo en el mes de marzo las autoridades mexicanas contabilizaron 2.287 violaciones, la cifra más alta desde 2015; y 1.684 investigaciones por violencia de género.

Este lunes, el Gobierno estadounidense publicó un estudio llamado "Informe del Congreso sobre la paz y la seguridad de las mujeres de EE. UU. 2022", en el que se destaca que de entre los 25 países con las tasas de feminicidio más altas, cerca del 50% se ubican en América Latina.

Es precisamente México el país que marca el récord, con 736 mujeres asesinadas en lo que va de año según dicho informe, “lo que representa un aumento del 5% con respecto al mismo periodo de 2020”.

En el país azteca, diferentes organismos independientes han establecido que la impunidad al respecto de los feminicidios se sitúa entre el 97 y el 99%, sobre todo por la falta de consenso en los diferentes estados acerca de qué tipo de crímenes se investigan como feminicidios y cuáles como homicidios dolosos.

Los colectivos feministas vienen solicitando reiteradamente que todos los asesinatos de mujeres se traten, al menos en primera instancia, como feminicidios, y que tras las pesquisas iniciales se filtren las causas.

Para intentar reconducir las fatales consecuencias de esta lacra contra las mujeres, el 6 de julio la Suprema Corte de Justicia entregó al Senado y a la Cámara de Diputados un proyecto de Ley General para prevenir, investigar, sancionar y reparar el Feminicidio, que busca aunar las definiciones conceptuales y legales sobre este crimen.

El texto, que fue criticado por algunos legisladores por, presuntamente, "romper el orden constitucional", fue defendido la semana pasada por el presidente de dicho órgano judicial, que calificó de "ridículo y patético" el hecho de que hubiera oposición ante el proyecto de ley y recordó que en México "están matando niñas y mujeres y están más preocupados que si presenté un proyecto, que si es deficiente, que si no es deficiente, me parece verdaderamente una mezquindad llegar a ese punto".

En el país azteca, son asesinadas más de 10 mujeres al día.

Con EFE y medios locales e internacionales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente