Mélenchon modera los puntos polémicos de su discurso europeo y sobre Putin

·3 min de lectura

París, 08 may (EFE).- Jean-Luc Mélenchon, líder de la nueva coalición de la izquierda francesa que se ha unido de cara a las elecciones legislativas de junio, envió este domingo mensajes de moderación en los puntos más polémicos de su discurso contra la Unión Europea y sobre su oposición a prestar ayuda militar a Ucrania.

En una larga entrevista a la emisora France Inter un día después de la puesta de largo de la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES) que reúne detrás de su partido, La Francia Insumisa (LFI), a los socialistas, los ecologistas y los comunistas, Mélenchon se esforzó por quitar hierro a la idea de "desobedecer" a la UE.

Por una parte, justificó la idea de incumplir algunas reglas y disposiciones comunitarias que contravienen el programa con el que la NUPES se presenta a los comicios del 12 y el 19 de junio si consiguen una mayoría en la Asamblea Nacional y pueden formar gobierno con él como primer ministro.

Lamentó que la UE se haya construido con la formalización de unas reglas económicas que "dicen que el libre mercado es obligatorio en el interior de las fronteras (...) y en el exterior".

"Esta regla absurda del libre mercado -añadió- es la primera que se opone a nuestro programa" y por eso si llega al poder tiene intención de incumplir algunas disposiciones porque "la regla del libre mercado debe estar limitada", por ejemplo para poder establecer una gestión pública del agua.

Pero a continuación, se esforzó en subrayar que en cualquier caso si llega al gobierno no tiene intención de sacar a Francia de la Unión Europea ni contribuir al "caos" en su interior porque en el contexto actual de la invasión rusa en Ucrania "nos enfrentamos a muy muy grandes dificultades mundiales" con un escenario de recesión.

"No voy a aumentar el desorden", concluyó.

Desobedecer algunas reglas de la UE que chocan con el programa de la NUPES es uno de los elementos del programa común de esta coalición cuya negociación ha causado más fricciones entre LFI, que es quien ha impuesto esta idea, y los socialistas y ecologistas, tradicionalmente defensores de la construcción europea.

Dentro del Partido Socialista (PS) y de los Verdes, esa idea ha llevado a algunas figuras destacadas a denunciar con términos muy duros esa cesión, e incluso al abandono de la formación.

Es lo que ha hecho el socialista Bernard Cazeneuve, antiguo primer ministro durante la presidencia de François Hollande.

Tres antiguos eurodiputados ecologistas, Daniel Cohn Bendit, José Bové y Jean-Paul Besset, han calificado de "estafa" el acuerdo de coalición de la NUPES porque a su juicio "traiciona los valores fundadores" de su formación y "sacrifica el principio democrático en nombre de 'oscuros tratos electorales'", en un artículo publicado por Le Monde.

Mélenchon respondió a otro de los elementos que más críticas ha suscitado entre figuras socialistas y ecologistas que han cargado contra la alianza: su tibieza en la defensa de Ucrania frente a la invasión del régimen ruso de Vladímir Putin.

El líder de la nueva coalición de izquierdas insistió en que al principio era reservado al envío de armas a Ucrania porque no quería que el conflicto degenerara en "escalada".

Pero reconoció que con la "guerra de agresión" de Putin las cosas han evolucionado y si llegara al poder no daría marcha atrás a la ayuda militar que ha empezado a prestar a las autoridades de Kiev el presidente francés, Emmanuel Macron, con el que dijo que se entendería: "Nos entenderemos porque es el interés del país".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente