Una médico de familia explica con una demoledora frase por qué dejó su trabajo

·2 min de lectura
Una sanitaria con un traje de protección, en la primera ola de la pandemia. (Photo: David Ramos via Getty Images)
Una sanitaria con un traje de protección, en la primera ola de la pandemia. (Photo: David Ramos via Getty Images)

La pandemia ha puesto al límite a los profesionales sanitarios. Y la Atención Primaria es uno de los principales ámbitos que se han visto afectados. La presión hospitalaria a lo largo de las distintas olas de la crisis sanitaria ha desbordado a muchos trabajadores y algunos de ellos han acabado tomando la decisión de dejar su empleo, temporal o definitivamente.

Prueba de ello son los testimonios que ha recopilado la Cadena SER en un programa especial de ‘La Ventana’. En este espacio, una médico de familia ha explicado con una demoledora frase el motivo que le ha llevado a no continuar en su trabajo.

Se trata de Sandra Estévez, quien hace varios meses le remitió una carta a la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, en la que criticaba lo que ha supuesto la pandemia para el sistema de salud público nacional, recordando que este ya venía acusando problemas. “Llevábamos diez años en los que la infrafinanciación de la atención primaria se había convertido en algo crónico”, había apuntado.

Yo estuve llamando pacientes a las diez de la noche, desde mi casa me conectaba al sistema informático y lo hacíaSandra Estévez, médico de familia

En este sentido, Estévez ha realizado una afirmación que muestra el nivel de presión a la que se han visto sometidos los profesionales sanitarios. “Yo estuve llamando pacientes a las diez de la noche, desde mi casa me conectaba al sistema informático y lo hacía”, ha destacado.

Casos de más de 50 pacientes al día

Caso similar es el de Iria Fernández, profesional que dejó su puesto en un centro sanitario gallego el pasado mes de octubre, tras no renovar su contrato. “Llevábamos estos dos últimos años con una sobrecarga de trabajo surrealista”, ha relatado exhausta a dicho medio radiofónico, para concretar que “si viésemos que el asunto tuviese pinta de mejorar, pues te lo podrías pensar”.

La norma era no bajar de 40, 50 pacientes diarios, si prolongabas jornada 60 o 70Iria Fernández, sanitaria

No obstante, tras ver lo sucedido en los últimos meses, “después de dos años, de cinco olas seguidas, es difícil”. Fernández ha destacado los números de personas que han tenido que atender. “La norma era no bajar de 40, 50 pacientes diarios, si prolongabas jornada 60 o 70″, ha reconocido.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente