El médico que erradicó el pian intentará hacer lo mismo con la sífilis

El médico Oriol Mitja (c) acompañado por el presidente de la Generalitat, Quim Torra (d) y el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, tras recibir el premio Catalán del Año. EFE/Marta Pérez/Archivo

Barcelona, 1 dic (EFE).- La Fundación Lucha contra el Sida ha abierto una línea de investigación sobre las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) que dirigirá Oriol Mitjà, el médico que ha conseguido erradicar el pian y que ahora intentará hacer lo mismo con un tratamiento experimental contra la sífilis.

La nueva línea de investigación de la fundación, que ya cuenta con 1,5 millones de euros, intentará frenar el aumento de las infecciones de transmisión sexual, una vez que la incidencia del VIH mantiene su tendencia a la baja.

La Fundación Lucha contra el Sida (FLcS), que preside el doctor Bonaventura Clotet, ha anunciado la puesta en marcha de este nuevo programa de investigación dirigido por Oriol Mitjà, coincidiendo con la celebración hoy del Día Mundial de la Lucha contra el Sida.

La FLcS, ubicada en el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), ha recordado que, pese a que tienden a la baja los casos de Sida, el VIH sigue siendo un problema de salud pública mundial con 38 millones de personas viviendo con el virus y cuya salud depende del acceso a la medicación.

Mitjà ha explicado que mientras la incidencia del VIH mantiene su tendencia a la baja gracias al mayor acceso a la prevención y a los tratamientos eficaces, otras infecciones como la sífilis, la clamidia o la gonorrea se disparan, de ahí el interés de la fundación por abrir esta nueva línea de investigación.

Los casos de diagnóstico de VIH en España son optimistas y, aunque en el último año aún hubo más de 3.000 nuevas transmisiones, la tendencia se mantiene a la baja desde hace ya más de 20 años.

Pero, según Mitjà, estos datos chocan con el aumento de nuevas infecciones por sífilis o gonorrea, que han pasado de ser unos cientos a principios de siglo a multiplicarse por 6 u 8 y sumar cerca de 15.000 casos al año, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

"Además, los adolescentes y jóvenes de entre 15 y 24 años representan más de la mitad de los casos", ha resaltado el investigador de la Fundación Lucha contra el Sida.

"A pesar del aumento de la incidencia de enfermedades venéreas, los estudios para abordar este tipo de infecciones se han estancado y las estrategias de prevención, las tecnologías de diagnóstico y las opciones de tratamiento en muchos casos no han cambiado desde hace décadas", ha denunciado Mitjà.

Por eso, considera que son necesarias "nuevas herramientas" para poder frenar el avance de estas enfermedades y los riesgos que conllevan.

Según Mitjà, "aunque hay fármacos que permiten su curación, cosa que aún no es posible con el VIH, cada vez son más frecuentes las resistencias a los antibióticos, con lo que la detección temprana de estas infecciones para evitar su transmisión y posibles complicaciones es fundamental".

"Poder ampliar el abanico de medicamentos disponibles ayudaría a mejorar los planes de erradicación", añade el especialista.

La nueva línea de investigación de la fundación empezará buscando tratamientos alternativos para la sífilis, proyecto que ha recibido recientemente una subvención de 1,5 millones de euros del Consejo Europeo de Investigación (ERC).

Mitjà, especialista en enfermedades infecciosas de origen bacteriano reconocido a nivel internacional por haber encontrado la cura para el pian, una enfermedad tropical desatendida que provoca úlceras grandes y dolorosas por todo el cuerpo, probará una estrategia de prevención de la sífilis basada en un tratamiento rápido y con una sola toma de medicación justo después del diagnóstico.

En el caso de ser eficaz, el programa podría extenderse a poblaciones más amplias e incorporarse a las guías de tratamiento a nivel mundial.

"Montar una defensa contra el aumento en la incidencia de muchas ETS requerirá un esfuerzo continuo de las agencias públicas y una promoción intensificada de la salud. Tenemos la oportunidad de convertir la ciudad de Barcelona en un referente en la lucha contra las ETS, pero es necesaria la inversión en investigación por parte de las agencias públicas y la filantropía", ha concluido Mitjà. EFE

fjn/gb/fg

(Recursos de archivo en www.lafototeca.com. Código 10368224 y otros)