Una médica ucraniana relata los horrores de la guerra: "Es realmente inhumano"

Un militar en un hospital de Ucrania. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)
Un militar en un hospital de Ucrania. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Un militar en un hospital de Ucrania. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Yulia Paievska, conocida como Taira, médica voluntaria ucraniana, ha relatado los horrores de la guerra en su país desde que con el inicio de la invasión rusa decidiera trasladarse hasta el frente en Mariúpol, asegurando que lo que ha visto atendiendo a los soldados y civiles heridos era “realmente inhumano”.

En declaraciones a Euronews, explica que vio con sus propios ojos ”cómo los rusos borraban paso a paso una ciudad de medio millón de personas con sus ataques aéreos”. “Era impensable y era un bombardeo realmente continuo de infraestructuras, barrios residenciales, casas”, ha señalado.

La especialista ha detallado que vio “una enorme cantidad de heridos, civiles entre ellos niños”. “Muchos de ellos tuvieron que ser amputados. Así que fue muy difícil, extremadamente duro. Y vi gente morir, así que fue muy duro”, ha explicado.

La médica ucraniana logró grabar imágenes en Mariúpol antes de que la ciudad fuera asediada por las tropas rusas. Durante los tres meses de cautiverio reconoce que ha sido la peor situación que ha vivido.

“Es realmente inhumano. El cautiverio con la tortura aplicada y las celdas especiales equipadas con un equipo de verdugos para torturar a la gente”, ha destacado.

Durante su visita a Bruselas, Taira ha advertido “del problema al que se puede enfrentar el mundo si no lo detenemos juntos”. “Nosotros, y ustedes. Ellos (los rusos) no tienen piedad. Son despiadados. Y quieren imponer la voluntad de Rusia a toda Europa. Eso es lo que me decían mientras estaba en el cautiverio”, ha añadido.

La especialista defiende que, actualmente, “muchas mujeres están bajo presión” en Ucrania, porque “los invasores las amenazan, incluso con secuestrar a sus hijos, y enviarlos a Rusia con nuevos padres adoptivos”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR