Una médica revela el motivo de la falta de profesionales en los centros sanitarios rurales

Una médica que trabaja en el municipio madrileño de La Cabrera denuncia el protocolo actual de la Consejería de Sanidad por el cual, muchos sanitarios de las zonas rurales de la Comunidad de Madrid son desplazados por obligación a otros centros de la capital, debido a la puesta en marcha de los Puntos de Atención Continuada o PAC, para el que no han contratado nuevo personal, sino que han movido a algunos sanitarios desde su puesto habitual hasta estos nuevos centros.

Delante de sus vecinos, que también son sus pacientes, ha ido explicando punto a punto el motivo por el que había menos profesionales en ese centro de salud en concreto. Sin embargo, esta no es una situación única, sino que se ha repetido durante estos últimos días en múltiples centros de atención primaria de la Comunidad de Madrid.

La trabajadora se encarga de desmentir los bulos que han ido corriendo tanto en redes sociales como boca a boca de que estos trabajadores estaban de baja o estaban de huelga, cuando realmente están desplazados. La propia sanitaria cuenta que ella se enteró de que al día siguiente no acudía a trabajar a su puesto de trabajo habitual, ubicado en La Cabrera, sino en un Punto de Atención Continuada en Aluche. Lo peor es que el aviso le llegó al correo a las 23:30h de la noche para acudir al día siguiente a las 17:00h, es decir, no se envió el mensaje ni siquiera con 24 horas de antelación.

La propia empleada sanitaria afirma que se han abierto 80 centros, pero contando con un número de trabajadores capacitado para cubrir el trabajo de apenas 40 centros, por lo que es una medida insuficiente, que además deja desprotegidos los ambulatorios de las áreas rurales de la región, con el perjuicio que eso supone, especialmente para las personas mayores y vulnerables que allí residen.

De hecho, un tweet de una médica de familia bajo el usuario @lapepitadsandia, alertaba ayer de que las urgencias extrahospitalarias de municipios como Buitrago de Lozoya, Rascafría y Torrelaguna, no contaban con ningún médico disponible en caso de emergencia.