Lydia Lozano tiene más paciencia que el santo Job

·4 min de lectura

Si hay una periodista en televisión a la que nunca le permiten guardar sus monstruos en el armario, esa es Lydia Lozano. En mayo del pasado 2021 dijo en Sálvame aquello de “Ha muerto Manzanares. Ha muerto esta mañana”, confundiendo una información del pasado como algo reciente, y desde entonces, la frase de marras se ha convertido en un chascarrillo recurrente en el programa, que se burla de su traspié. Lydia tiene la manga muy ancha, y ayer volvió a demostrarlo, pues hasta dos personas diferentes intentaron buscarle las cosquillas, y ella aguantó el chaparrón con más paciencia que el santo Job del Antiguo Testamento.

El primer asalto llegó en Sálvame Limón, la parte inicial del formato. Uno de los temas que se estaba tratando es la relación sentimental que estarían manteniendo (o no) Omar Sánchez, ex de Anabel Pantoja, y Raquel Lozano, de Gran Hermano. Lydia dijo que la liebre había saltado porque ambos lo habrían filtrado, pues esto beneficiaría a ambos para entrar en Pesadilla en el paraíso, el próximo reality de la cadena. Entonces Raquel llamó al programa y cargó con dureza contra la veterana periodista.

Tras dar las buenas tardes, y dejar claro que hablaba gratis, soltó una bomba: “Lydia como siempre tus informaciones son una mierda, como siempre las tienes que contrastar. Si lo único que he hecho mal es conocer a Omar, lapidadme”, decía la fisioterapeuta, que también concursó en GH DÚO.Lydia que hable lo que le dé la gana, pero cuando no sepa que no hable”, pedía después, para terminar saltando contra la colaboradora cuando la interrumpió en un momento dado. “¡Estoy por teléfono Lydia, que tienes toda la puta tarde para hablar!”, llegó a gritar, momento en el que Patiño le paró los pies.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Una vez más, se atacaba la credibilidad de Lydia Lozano y sus fuentes, y eso que la exclusiva de que Raquel y Omar estarían juntos la dio Alba Carrillo en otro programa. Se demuestra, una vez más, que la periodista canaria es casi un saco de boxeo sobre el que cualquiera puede soltar malos comentarios, algo que jamás se haría del resto.

No quedó ahí la cosa. Más tarde, se hablaba del fichaje de Gloria Camila Ortega por este mismo fichaje. Y entonces Rafa Mora dijo que está en televisión “por ser la hija de Rocío Jurado y Ortega Cano, pero ella no lo ha elegido”. Poco después, se le iba el tema de las manos y le decía a Carmen Borrego que si ella estaba en Sálvame es por ser hija de María Teresa Campos, dejando a un lado la amplia experiencia en televisión de Carmen, tanto detrás como delante de las cámaras desde hace décadas. Borrego, cabreada, abandonó el plató.

Lydia Lozano echó un guante a su compañera, y dijo que Rafa dice esas cosas “para picar, tocar las narices y porque es un mal imitador”. “Y tu eres una periodistaque no contrasta las noticias. ¿Quieres que vayamos así,a hacer daño? Que ya te lo ha dicho antes Raquel Lozano. Que eres la única colaboradora que resucita muertos”, le respondía el antaño tronista.

Como varios saltaron a intentar frenarle, Rafa reculó ligeramente, diciendo que Lydia es “una de las tías más válidas de la televisión”. Fue una frase realmente vacía, pues poco después ella le dijo que crea enfrentamientos falsos y baratos, y él volvió a soltarle “ha muerto esta mañana Manzanares”.

Lydia Lozano durante la 'Sálvame Fashion Week' (Mediaset)
Lydia Lozano durante la 'Sálvame Fashion Week' (Mediaset)

En ese momento, desde casa, pensé que cómo puede aguantar Lydia trabajar con alguien así durante tantos años. Como espectador, me posiciono completamente del lado de la canaria, pues es verdad que Rafa tiene un rol de malote, de gamberro, que tiene forma, pero no fondo, aunque él se niegue a aceptar eso. Mora incluso le dijo que por qué estaba entonces allí, si sus jefes son tontos. Bien podría preguntarse lo mismo de Lydia, ¿la Cúpula de Sálvamees tonta y por eso da trabajo a alguien que, según él, no contrasta las noticias y resucita muertos?

A lo largo de nuestra vida todos hemos tenido algún momento en el que un compañero de trabajo nos ha sacado de quicio, pero en el caso de Lydia la cosa pasa de castaño oscuro. Siempre está cuestionada, siempre le recuerdan los mismos los errores de siempre, como si en Sálvame nunca se hubiese metido la pata y dado informaciones erróneas.

Desde ayer, aprecio aún más si cabe el trabajo de Lydia, no solo porque siempre rema a favor de obra y ofrece un show divertido y desenfadado, sino porque yo no podría aguantar a alguien así al lado. Ayer templó los nervios y no soltó una lágrima (y mira que ella tiene facilidad para llorar), y dejó claro que su paciencia, en la actualidad, no parece propia de este mundo en el que vivimos.

Más historias que podrían interesarte: