Ómicron lleva a un nuevo máximo de casos diarios en el mundo, con 2,3 millones, pero la mortalidad cae

·2 min de lectura
Un sanitario atiende a un paciente en Francia (Photo: ALAIN JOCARD via Getty Images)
Un sanitario atiende a un paciente en Francia (Photo: ALAIN JOCARD via Getty Images)

Récord mundial de infecciones en un día. En las últimas 24 horas se han registrado más de 2,3 millones de contagios, el techo de toda la pandemia. El responsable es ómicron, una variante que está llevando a la pandemia a números nunca vistos en casi dos años. Por contra, hay un halo de esperanza, la mortalidad está bajando, pese al “tsunami” de casos que ya advertía la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La capacidad de transmitirse de ómicron es tal que antes de su aparición, no se había alcanzado el millón de casos en todo el planeta en un único día. En los últimos diez días esta cifra se ha superado constantemente y ahora las cuentas se han multiplicado por más de dos.

Según el organismo, entre el 27 de diciembre y el 2 de enero hubo 9,5 millones de casos confirmados, aunque su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, asume que son muchos más al no notificarse cantidades provenientes de autotests.

Esos 9,5 millones contrastan con los 41.000 fallecidos, lo que prueba la “menor letalidad de ómicron frente a delta”, ha añadido el doctor. En su informe epidemiológico actualizado, la OMS ve una caída de los fallecimientos de hasta el 10% entre el 27 de diciembre y el 2 de enero, cuando los positivos se dispararon en un 70% con respecto a otros periodos similares.

Por continentes

El dato más llamativo lo ofrece América, un continente donde los contagios crecieron un 100% pero que notificó un descenso del 18% en la mortalidad. Con respecto a Europa, la subida de positivos es del 65% en la semana, hasta los 5,3 millones, y con un descenso del 6% de fallecidos (22.000).

Ambas regiones rozan sus números absolutos en cuanto a transmisión del virus. Actualmente América sigue marcando el techo, con alrededor de 104 millones de infectados, con Europa a un millón por detrás-

En África, el continente donde primero se detectó la variante ómicron, los casos sólo aumentaron un 7 % la semana pasada, el menor porcentaje por regiones, aunque los fallecimientos subieron un 22 % (1.100 en los siete días estudiados).

Ayer, miércoles, la OMS volvió a insistir en la importancia de conseguir lo antes posible que el 70% de la población mundial esté vacunada, para así evitar que se produzcan nuevas variantes de la COVID-19. Además, defendió la necesidad de no reducir las cuarentenas, que países como España ya sitúan en siete días en algunos casos, y mantenerlas en 14.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente