Elecciones en Brasil 2022: Lula da Silva gana y gobernará por tercera vez

Lula da Silva ha ganado las elecciones en Brasil 2022 y doce años después volverá a tomar las riendas del gigante económico y demográfico de América del Sur. La victoria, ajustada, supone además una victoria para la izquierda, que dibuja aún más de rojo el mapa de una región dominada por los gobiernos progresistas.

Lula da Silva ha ganado las elecciones en Brasil 2022 por un estrecho margen de diferencia. Con el escrutinio casi al 100%, el candidato del Partido de los Trabajadores se ha llevado el 50,9% de los votos mientras que su rival, Jair Bolsonaro del Partido Liberal, registraba el 49,1% de los votos validados.

Apenas un punto de diferencia (2 millones de votos) entre ambos que vuelven a poner en cuestión las encuestas de intención de voto publicadas en Brasil hasta la última semana de la segunda vuelta y que vaticinaban una victoria de Lula por un margen más amplio sobre Bolsonaro.

De hecho, el líder ultraderechista lideró la primera parte del recuento electoral -en algún momento llegó a distanciarse 14 puntos- y no ha sido hasta el 67% del escrutinio cuando se llegó el sorpasso de Lula. Una copia casi igual a la noche electoral de la primera vuelta, cuando ocurría en la primera vuelta, cuando se contabilizaban los votos de las pequeñas ciudades y de las regiones periféricas.

Poco después de la medianoche en España, el Tribunal Superior Electoral (TSE) reconocía la victoria aritmética de Lula da Silva y el ganador de las elecciones publicaba un escueto tuit con una única palabra: “Democracia”. Junto a esta la fotografía de la mano del presidente electo sobre la bandera de Brasil.

Una hora después, en el que ha sido su primer discurso como ganador de las elecciones, Lula da Silva se comprometía a “restablecer la paz” en un Brasil dividido: “Estoy aquí para gobernar este país en una situación muy difícil, pero con la ayuda del pueblo vamos a encontrar una salida para que el país vuelva a vivir democráticamente”, afirmó el líder del Partido de los Trabajadores en Sao Paulo, que si nada cambia, asumirá el mandato el próximo 1 de enero.

La derrota de Bolsonaro, además, supone otro hito en la política brasileña ya que el candidato del Partido Liberal ha sido el primer gobernante en ejercicio del poder que fracasa en su intento de mantenerlo, al menos desde que en 1996 se adoptó la reelección por solo un período consecutivo en Brasil.

Ahora queda saber si Bolsonaro reconocerá la victoria de Lula da Silva y facilitará la transición o, sin embarga, iniciará una “tercera vuelta” en la que trate de invalidar los resultados, pese a que miembros de su partido hayan reconocido la victoria del PT en estas elecciones.

Con Bolsonaro, de 67 años, pierde también la ultraderecha global, que había apoyado al capitán de la reserva del Ejército en unas elecciones que, según el estadounidense Steve Bannon, eran las “más importantes, intensas y dramáticas del siglo XXI” para ese movimiento.

Bolsonaro había dicho que, si perdía, se retiraría a “a pescar” en Río de Janeiro, pero adelantó que en su bote tendrá siempre un teléfono para seguir guiando a su base política, un movimiento que, según ha admitido Lula, ha llegado “para quedarse”.

Jornada electoral casi sin incidencias

La jornada electoral ha discurrido con cierta normalidad si bien el Tribunal Superior Electoral  de Brasil (TSE) ha mantenido el “combate a las fake news” y al “discurso de odio” en las redes sociales, que han seguido circulando este domingo en redes sociales.

Por otra parte, el presidente del TSE, Alexandre de Moraes, ha minimizado el impacto de las más de 500 operaciones policiales desarrolladas en zonas favorables a Lula, denunciadas por el PT y que según Moraes no han impedido que los electores ejerzan su derecho.

“En algunos casos eso retardó la llegada de los electores, pero en ningún caso impidió que puedan votar”, declaró el magistrado en una rueda de prensa, en referencia a una denuncia de la campaña del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que acusaba a Jair Bolsonaro de organizarlos el mayor fortín político del candidato progresista.

Lula se impone en Portugal

Lula da Silva ha vencido también ha ganado en los tres colegios electorales de Portugal, con porcentajes de voto de entre el 52 y el 64,8%, según los datos difundidos tras el cierre de urnas y recogidos por medios lusos.

En Lisboa, el mayor colegio electoral fuera de Brasil, Lula da Silva ha obtenido el 64,5% de los votos, frente al 34,5% obtenido por Bolsonaro. El candidato del progresista Partido de los Trabajadores ha recibido el 64,8% de los sufragios en Oporto (norte), donde Bolsonaro ha sido votado por el 35,2% de los electores. También se ha impuesto el exmandatario en Faro (sur) con el 52% de los votos, frente al 48 % del líder de la ultraderecha.

El presidente brasileño y candidato a la reelección Jair Bolsonaro ha votado en el barrio de Villa Militar de Río de Janeiro poco después de las 12:00 horas en España. Bolsonaro acudió al colegio electoral con una camiseta con los colores de Brasil y ha evitado a la prensa.

Por su parte, Lula da Silva ha ejercido su derecho al voto en la localidad e Sao Bernardo do Campo, a las afueras de Sao Paulo. “Hoy es el día más importante de mi vida”, declaraba Lula desde la Escuela Estatal Firmino Correia de Araújo, donde se han concentrado simpatizantes del candidato el Partido de los Trabajadores (PT) que le han jaleado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR....