El lujo no tiene miedo al desplome de las criptomonedas

De compras en el metaverso.
De compras en el metaverso.

De compras en el metaverso.

¿Quién dijo miedo? El desplome los últimos meses de las criptomonedas, ese dinero virtual que vale lo que unos pocos dicen y que se utiliza para comprar desde ropa hasta mansiones en el metaverso, no ha afectado a los planes de las empresas del lujo en su apuesta por el mundo en B.

El mundo virtual y el mundo de las NTF son activos no tangibles a precios de oro, que nunca tendremos porque sencillamente viven en el otro mundo.

Sea como fuere hay quien considera que es un negocio, o que lo va a ser y, pese a la inflación, la guerra, las subidas de tipos de interés, la crisis en el horizonte siempre habrá alguien con suficiente pasta como para comprar aire pintado de colores.

Y así es como Guccy y Tiffany han anunciado que mantienen sus planes de inversión en el metaverso. El ‘criptoinvierno’ no es excusa suficiente para que las marcas de lujo renuncien a los tokens —objetos similares a las monedas que carecen de valor de curso legal porque son emitidos por una entidad privada para un determinado uso—.

Gucci de Kering SA y Tiffany & Co. de LVMH han sido los últimos en sumarse a la multitud de marcas de alta gama que ya están presentes en la criptosfera. En el caso de Gucci, la marca incrementa el número de monedas virtuales que acepta como pago, mientras que Tiffany usará NFT como pasaporte digital para hacer joyas físicas personalizadas para los aficionados a las criptomonedas. Según los directivos de estas compañías, estas iniciativas son “el futuro” y “un paso más” en su exploración de web3, que es como se llama a las tecnologías de Internet de próxima generación.

Related...