La vuelta a los lugares sepultados por la ceniza tras el fin de la erupción revela imágenes inéditas de La Palma

Después de tres meses de intensa actividad desde que el pasado 19 de septiembre entrara en erupción, el volcán Cumbre Vieja de la isla canaria de La Palma comenzó a dar síntomas de agotamiento el 14 de diciembre. Ha desaparecido el tremor, la sismicidad es muy baja y no se aprecia ningún tipo de emisión de gases, aunque sí se han detectado algunas deformaciones del terreno. Por ello, los científicos siguen trabajando para determinar si finalmente la erupción está a punto de terminar.

Sin embargo, con el volcán en calma, se ha podido regresar a zonas cercanas a los centros eruptivos o por las que las coladas de lava estuvieron descendiendo durante meses. El paisaje es ahora bien diferente al que se veía antes del 19 de septiembre. Donde había vida ahora solo queda ceniza cubriéndolo todo y transformando el lugar en un escenario de ciencia ficción.

La ceniza ha sepultado casas, coches, campos de cultivo y las esperanzas de miles de palmeros que lo han perdido prácticamente todo. Estas fotos dan fe de la devastación que ha provocado en la isla canaria. 

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente