Este es el lugar más peligroso del supermercado en estos momentos

La cajera de un supermercado en Berlín, Alemania. (AP Photo/Michael Sohn, pool)

Una visita al supermercado en tiempos de pandemia del coronavirus COVID-19 representa de por sí un riesgo, pues estamos expuestos a enfermarnos si tenemos la mala suerte de entrar en contacto con una persona u objeto contagiado y no estamos protegidos. Pero hay un área particularmente peligrosa, según expertos: la caja registradora.

"Los trabajadores con mayor riesgo son los trabajadores con el contacto más directo con otras personas", dijo a CNN Brian Brown-Cashdollar, director del programa en el Consejo de Seguridad y Salud Ocupacional del Oeste de Nueva York, un grupo de defensa de la seguridad de los trabajadores. Y los cajeros están más expuestos a esos contactos que los demás.

Al menos 30 empleados de supermercados han muerto como resultado de COVID-19, de acuerdo con un comunicado emitido a mediados de este mes por la Unión Internacional de Trabajadores Comerciales y de Alimentos (UFCW). Otros 3.000 han dejado de trabajar después de mostrar signos de enfermedad u otras posibles complicaciones relacionadas con el coronavirus. El sindicato no precisó cuántos eran cajeros.

"El lugar del cajero sigue siendo el más peligroso ya que cada cliente pasa por esta área y permanece allí durante un tiempo mientras los comestibles se mueven por el mostrador", dijo a CNN Brandon Brown, epidemiólogo de la Universidad de California.

Imposible cumplir el distanciamiento social

Cada artículo que los cajeros tocan, escanean y empacan ha sido manejado por clientes y por otros empleados, y a la vez el trabajo también implica estar cerca de los clientes, en lugar de los seis pies recomendados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. En otras palabras, para un cajero el distanciamiento social es prácticamente imposible. Por otro lado, si un cajero está infectado de COVID-19 podría contagiar a los clientes.

Una situación particularmente riesgosa es la venta de bebidas alcohólicas, pues el cajero debe pedir una identificación, verla, y además es posible que el cliente deba quitarse la máscara para ser identificado correctamente.

Aunque la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento de Trabajo recomienda que las tiendas dejen una caja registradora vacía de por medio para mantener a los trabajadores seguros, esto no es un requisito y muchas no adoptan tomando esta medida, según John Grant, presidente del Local 770 de United Food y trabajadores comerciales en California, que representa a 20,000 trabajadores de supermercados. Alrededor del 27% de los trabajadores del estado que se enfermaron por el virus han sido cajeros, dijo Grant.

Artículos relacionados:

El trabajador Melvin Menendez del supermercado Presidente de Hialeah, Florida. (AP Photo/Lynne Sladky)

Las cadenas de mercados han sido un poco lentas en cuanto a tomar medidas para proteger a sus empleados y clientes. Walmart, Target, Kroger, Whole Foods y otras han instalado finalmente paneles de plexiglás en los carriles de pago y agregado marcas de distanciamiento social en el suelo, además de limitar el número de clientes dentro de la tienda y desinfectar las estaciones de pago con frecuencia.

Las compañías también están ampliando el uso de opciones de pago sin contacto para que los clientes no tengan que tocar pantallas o ingresar sus pines. Irónicamente, los carriles de autopago se han convertido en un problema porque los clientes a menudo acuden a los empleados en busca de orientación.

Pero ni sindicatos ni clientes están satisfechos con las medidas de protección adoptadas por las compañías de supermercados. Kroger, Target y Whole Foods exigen máscaras a los clientes si los estados y municipalidades donde se hallan lo han convertido en un requisito, y en Florida, la cadena Publix solo estableció el uso de máscaras para sus empleados en este mes de abril. Y mientras que Winn-Dixie y Walmart toman la temperatura de sus empleados al inicio de cada turno laboral, Publix solo lo hace a quienes lo piden, de acuerdo con el diario Tampa Bay.

Eric Feigl-Ding, epidemiólogo y economista de salud de la Escuela de Salud Pública de Harvard Chan, también considera que es necesario hacer más para proteger a los cajeros, quienes "necesitan máscaras N95 tanto como los trabajadores de la salud". Además, Ding piensa que todas las tiendas también necesitan darles a sus cajeros protectores faciales tipo escudo porque muchos portadores de coronavirus son asintomáticos.

Artículos relacionados: