Lugansk, Donetsk, Zaporiyia y Kherson: cómo son y dónde quedan las regiones ucranianas que Putin anexará a Rusia

El mapa de las regiones que Rusia anexará
El mapa de las regiones que Rusia anexará

KIEV.- El gobierno de Vladimir Putin confirmó este jueves que se anexará formalmente las partes de Ucrania ocupadas por sus fuerzas donde se celebraron cuestionados referéndums orquestados por el Kremlin sobre su incorporación a Rusia, que tanto el gobierno de Kiev como Occidente calificaron de ilegales y manipulados.

Putin asistirá el viernes a una ceremonia en Moscú en las que las cuatro regiones ucranianas (Lugansk, Donetsk, Zaporiyia y Kherson) entrarán oficialmente a formar parte de la Federación Rusia, explicó el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov. El Kremlin ya había anexado Crimea, también de Ucrania, en 2014.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, hará el anuncio formal mañana
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, hará el anuncio formal mañana

La anexión oficial era una medida ampliamente esperada luego de las votaciones en zonas bajo ocupación rusa, que terminaron el martes, y de que Moscú afirmó que los residentes respaldaban de forma abrumadora su ingreso en la Federación Rusa.

Estados Unidos y sus aliados occidentales han condenado enérgicamente las votaciones calificándolas de “farsa” y dijeron que nunca reconocerán los resultados.

Esto es lo que se sabe de las cuatro regiones que Rusia anexará mañana:

Lugansk y Donetsk

Estas dos regiones mayoritariamente rusófonas conforman el Donbass, la cuenca industrial de Ucrania.

Entre 2014 y 2022, un conflicto en esa región enfrentó a separatistas leales a Moscú contra las fuerzas ucranianas. Pero en febrero de 2022, Putin reconoció la independencia de los separatistas y justificó la invasión a Ucrania por la necesidad de salvar a las poblaciones rusohablantes de un supuesto genocidio.

Esta fotografía publicada por el Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania el 8 de mayo de 2022, muestra a los bomberos ucranianos apagando un incendio después de que los misiles rusos alcanzaran una escuela en la región de Lugansk, en el este de Ucrania, el 7 de mayo de 2022.
Esta fotografía publicada por el Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania el 8 de mayo de 2022, muestra a los bomberos ucranianos apagando un incendio después de que los misiles rusos alcanzaran una escuela en la región de Lugansk, en el este de Ucrania, el 7 de mayo de 2022. - Créditos: @HANDOUT

La región de Lugansk tenía antes de la guerra una población de 2,1 millones de habitantes. Limita con Rusia por tres lados y, según Kiev, cerca de 98% de su territorio está bajo control de Moscú desde la ofensiva rusa.

De las cuatro regiones donde se llevaron a cabo los referéndums, Lugansk es la Rusia más controla, pero lo logró a costa de grandes pérdidas militares.

Desde la contraofensiva ucraniana de inicios de septiembre que liberó gran parte de la región vecina de Kharkiv, las fuerzas de Kiev han reconquistado terreno en Lugansk.

La región vecina de Donetsk tenía 4,1 millones de habitantes antes de la guerra y su capital del mismo nombre es la tercera mayor ciudad del país.

Una mujer camina frente a un edificio destruido en Kramatorsk, en la región de Donetsk, el 18 de septiembre de 2022, en medio de la invasión rusa de Ucrania. (Foto de Juan BARRETO / AFP)
Una mujer camina frente a un edificio destruido en Kramatorsk, en la región de Donetsk, el 18 de septiembre de 2022, en medio de la invasión rusa de Ucrania. (Foto de Juan BARRETO / AFP) - Créditos: @JUAN BARRETO

Antes de la invasión rusa, cerca de la mitad de la región estaba bajo control separatista.

Actualmente, cerca de 67% de su territorio está en manos de Moscú y sus aliados, en especial el puerto de Mariupol, destruido por el asedio y los bombardeos de las fuerzas rusas.

En la región de Donetsk sigue habiendo combates y en septiembre Ucrania logró algunos pequeños avances.

Zaporiyia

Esta región que limita con el mar Negro alberga la mayor central nuclear del país, sobre el río Dnipro, y antes de la guerra tenía 1,63 millones de habitantes.

De las cuatro regiones, esta es la que tiene menos control ruso, con 63% de su superficie ocupada por Moscú y su administración militar.

Su mayor ciudad, también llamada Zaporiyia, está en manos ucranianas, pero su puerto principal de Berdiansk está bajo control ruso.

La gigantesca central nuclear de la zona fue tomada por el ejército ruso en marzo. Desde entonces, los dos bandos se acusan mutuamente de bombardear la zona, con riesgo de un accidente nuclear. Se han hecho llamados constantes a la desmilitarización, hasta ahora sin éxito.

La planta de Zaporiyia, la instalación atómica más grande de Europa, ha sido ocupada por tropas rusas desde el comienzo de la guerra
La planta de Zaporiyia, la instalación atómica más grande de Europa, ha sido ocupada por tropas rusas desde el comienzo de la guerra - Créditos: @HANDOUT

Kherson

Cerca de 83% de esta región, la más occidental bajo control de Moscú, y su capital del mismo nombre, fueron tomadas por Rusia en los primeros días de la guerra.

La región de gran importancia agrícola es estratégica para Moscú porque es fronteriza con la península de Crimea, anexada por Moscú en 2014.

Su toma, junto a la de las costas de Zaporiyia y Donetsk, permiten a Rusia constituir una continuidad territorial en todas las regiones ucranianas bajo su control, incluida Crimea, así como con el territorio ruso.

Ucrania lanzó allí una contraofensiva y cosechó algunos éxitos en los últimos meses. En particular dañó los puentes sobre el río Dnipro en los alrededores de la ciudad de Kherson para cortar las líneas de suministro rusos. Además, aumentaron los ataques contra funcionarios rusos y prorrusos, de los cuales varios han muerto.

A Ukrainian tank near the Kherson front in southern Ukraine in September 2022. The offensive in the south was the most highly anticipated military action of the summer. Ukraine is making gains, but the fighting is grinding, grueling and steep in casualties. (Jim Huylebroek/The New York Times)
A Ukrainian tank near the Kherson front in southern Ukraine in September 2022. The offensive in the south was the most highly anticipated military action of the summer. Ukraine is making gains, but the fighting is grinding, grueling and steep in casualties. (Jim Huylebroek/The New York Times) - Créditos: @JIM HUYLEBROEK

Agencias AP y AFP