Así luce la reserva de agua dulce más grande del mundo totalmente congelada

El lago Baikal es la reserva de agua dulce más grande del planeta gracias a sus 31.494 kilómetros de superficie. Tiene una extensión de 650 kilómetros de largo por 75 u 80 de ancho, una profundidad de 1.637 metros que podría llegar a los 9.000 si se extrajeran todos los sedimentos que contiene. Se trata de una joya de la naturaleza de 25 millones de años de antigüedad muy apreciada por el mundo científico y declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO.

Pues bien, el Baikal es uno de los principales atractivos turísticos del sur de Siberia en verano, pero también durante los fríos meses de invierno en los que se pueden llegar a registrar temperaturas de hasta 45 grados bajo cero. La mayor parte de la temporada invernal, la superficie de este lago permanece completamente helada.

Uno de los rasgos más sorprendentes del agua es su transparencia y claridad, que permite ver hasta varios metros a través de ella, incluso, cuando la superficie está cubierta de hielo. Los microorganismos que habitan son los encargados de la limpieza y la pureza de la misma, de la que se podría beber prácticamente sin necesidad de ser filtrada.

La publicación de imágenes del Baikal helado en las redes sociales son una constante todos los inviernos. Y este año, no podía ser menos. En uno de los vídeos que circulan por tuiter, se puede apreciar a un hombre grabando sus pies mientras camina por la gruesa capa helada de la laguna en la que hay grietas de diferente tamaño y que le dan un aspecto tenebroso.

Otra de la imágenes muestra a una mujer con unos patines puestos estirada sobre el hielo observando el fondo. También se pueden ver a varias personas disfrutando de una idílica puesta de sol bajo un cielo claro y un viento helador.

A pesar de las condiciones climatológicas extremas de la zona, el entorno es un paraíso para la fauna y la flora. Tiene especies endémicas como la foca, el esturión, el pez golomjanka o el cangrejo de epishura. En total son más de 1.600 géneros de animales y 800 vegetales catalogados hasta el momento.

Se trata de un lago único que alberga casi un cuarto de las reservas mundiales de gua dulce que tardaría 400 años en vaciarse si sus afluentes dejasen de aportar agua o casi dos años en llenarse si todos los ríos del planeta desembocasen en él, incluidos el Nilo y el Amazonas.