Louis van Gaal, el técnico que no conoce la derrota en la Copa del Mundo

La selección de Países Bajos, dirigida por Louis van Gaal, superó a Senegal en su primer partido de la Copa del Mundo que se desarrolla en Qatar. El resultado, más allá de entregarle tres puntos a la Naranja Mecánica, le permitió al técnico extender su historial de victorias dentro del máximo torneo de fútbol a nivel de selecciones.

Revancha, podría ser una palabra que esté dentro del concepto de definición de Louis van Gaal. Luego de no poder guiar a la selección de Países Bajos a la Copa del Mundo de Corea y Japón en 2002, volvió por la puerta grande cuando asumió el banquillo del combinado neerlandés de cara al torneo que se realizó en Brasil en el año 2014, al cuál clasificó.

En ese mundial, Van Gaal pudo disfrutar de una goleada de 5 por 1 sobre España, una selección que cuatro años antes había derrotado a Países Bajos en la final de la Copa Mundial de Sudáfrica, y pudieron finalizar en el tercer puesto, tras ser eliminados en semifinales por Argentina en una definición por penales.

Tras cinco años sin dirigir, regresó al seleccionado neerlandés para sustituir a Frank de Boer, un exjugador de la selección y que dimitió luego de la eliminación de Países Bajos en los octavos de final de la Eurocopa 2020.

La búsqueda del primer título mundial para Países Bajos comenzó en Qatar de la mejor manera posible al derrotar a Senegal, actual campeón de África, en su primera presentación con marcador de dos goles por cero (2-0), un resultado que deja un partido que se mantuvo sin goles hasta el minuto 84, cuando Cody Gakpo se anticipó al arquero Edouard Mendy, ficha del Chelsea, para romper la paridad.

El segundo tanto fue obra de Davy Klaassen, jugador del Ajax de su país, quien anotó en el agregado del compromiso.

Con tres subcampeonatos a cuestas (1974, 1978 y 2010) la selección de Países Bajos busca romper ese maleficio y Qatar, de la mano de Van Gaal, parece ser el escenario indicado para alzar la copa.