Los turcos que votan "no" al poder de un solo hombre

Por Luana SARMINI-BUONACCORSI y Raziye AKKOC
1 / 3
Unos partidarios del Partido Democrático del Pueblo (HDP, prokurdo) asisten a un acto de campaña llamando a votar "no" ("Hayir") en el referéndum constitucional el 8 de abril de 2017 en Estambul

En el centro de Ankara, en medio de una multitud de eslóganes y carteles defendiendo el "sí" en el referéndum del domingo sobre la ampliación de los poderes presidenciales, los partidarios del "no" intentan también hacerse un hueco.

Pese a una evidente diferencia de medios, el bando del "no", que reúne a laicos, kurdos y ciertos nacionalistas, ha conseguido hacerse oír suficientemente como para que los sondeos prevean que la votación del domingo será ajustada.

Desde los dos extremos de una gran avenida, en la plaza principal de la capital, los militantes distribuyen panfletos desde hace un mes, a favor o contra el referéndum, con los llamamientos de las campañas rivales, procedentes de los altavoces colocados sobre dos camiones.

Jóvenes de la principal formación de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CHP, socialdemócrata), recorren a zancadas la plaza con sus grandes pancartas con la palabra "Hayir" ("no").

"Nuestro objetivo aquí es convencer a los indecisos", explica Sevgi, estudiante de 23 años, que ha dejado sus estudios en suspenso durante la campaña, "mucho más importante", según ella.

Sevgi explica que la gente que los aborda y que afirma estar indecisa a menudo son electores del Partido de la Justicia y del Desarrollo (AKP), en el poder, a quienes no les convence la reforma constitucional, que daría vastas prerrogativas al presidente, Recep Tayyip Erdogan.

- 'Presión' -

Además de los folletos, los militantes del CHP han lanzado una gran operación puerta a puerta, apuntando principalmente hacia los jóvenes que votarán por primera vez el domingo y a los que el jefe del partido, Kemal Kiliçdaroglu, dirigió una carta para convencerlos de que voten "no".

"Algunos nos explican que quieren votar no pero no pueden decirlo en su entorno por la presión", explica Tolgay Yorulmaz, presidente de las juventudes del CHP en el barrio de Cankaya.

"Le explicamos a la gente que estamos ante un sistema en el que un solo hombre gobierna, como ocurre en los países de Oriente Medio", dice. El texto "no resolverá ninguno de los problemas de los ciudadanos turcos", asegura.

Un poco más allá, todavía en la plaza, una decena de militantes, cuyo único puesto está constituido por una pequeña mesa colocada en la acera, distribuyen panfletos por el "no", aunque sin que aparezca el nombre de los promotores de la iniciativa.

"Si ponemos nuestro nombre, nos arrestarán", explica Özgür Topçu, responsable local de la Unión de Ingenieros y Arquitectos (TMMOB), agregando que la policía había intentado impedirles hacer campaña en las calles de Ankara.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que envió una misión de observadores a Turquía para el referéndum, publicó la semana pasada un informe en el que afirma, dando ejemplos, que los partidarios del "no" han tenido que afrontar "prohibiciones de hacer campaña, intervenciones policiales y violentos altercados durante sus actos".

La ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF) afirmó el miércoles en un comunicado que "el debate público no habrá estado a la altura de los desafíos" del referéndum, a causa "de una represión sin precedente contra los medios independientes".

- 'Monopolio' -

Pero si el CHP pudo llevar a cabo su campaña en general, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) tuvo que hacer frente a numerosos obstáculos.

Solo contó con muy poco tiempo de antena en las televisiones nacionales y muchos de sus responsables están actualmente encarcelados, incluyendo sus dos copresidentes, Selahattin Demirtas y Figen Yüksekdag.

"Es lamentable, somos el tercer partido del país pero durante esta campaña nuestros dos copresidentes, nuestros diputados, nuestros alcaldes, nuestros responsables están en prisión", afirma a la AFP Birsen Kaya, copresidenta de la rama de Ankara del HDP, durante una concentración organizada en la capital por el partido una semana antes de la consulta, al que solo acudieron unos centenares de personas.

"Decimos no por la libertad", afirma Hakima Ugurtas, con una bandera roja con el "no" en la mano, que acudió junto a su esposo y sus dos hijos.

Mehtap Dinçer, procedente de Van (este), votará no "porque no queremos que un solo hombre tenga el monopolio de toda Turquía".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines