Los rebeldes sirios suspenden su participación en las negociaciones de Astaná

Representantes del régimen sirio y de los grupos rebeldes asisten a una sesión de negociaciones de paz sobre Siria, en Astaná, el 16 de febrero de 2017

Los rebeldes sirios anunciaron este miércoles que suspendían su participación en las negociaciones de paz con el régimen de Damasco, patrocinadas por Rusia e iniciadas horas antes en Kazajistán, hasta que cesen los bombardeos en su país.

"La delegación rebelde suspende sus reuniones debido a los violentos bombardeos aéreos contra civiles. La suspensión se mantendrá hasta que esos bombardeos cesen en toda Siria", dijo una fuente rebelde en Astana, donde se celebran las negociaciones.

Este anuncio se produjo al iniciarse las negociaciones en Astana bajo la égida de los 'padrinos' ruso e iraní del régimen de Bashar Al Asad, y del 'padrino' turco de los rebeldes. También asistió el emisario de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

El régimen y los rebeldes habían empezado a hablar de un proyecto propuesto por Moscú sobre "zonas de desescalada" en todo el país, según fuentes próximas de la oposición consultadas por la AFP.

El documento, del que la AFP obtuvo una versión en árabe, llama a la creación de "zonas de desescalada" en los territorios rebeldes de Idlib, en la provincia central de Homs, en el enclave rebelde de la Ghuta (en la periferia este de Damasco) y en la parte meridional del país.

Este proyecto tiene como objetivo "poner inmediatamente fin a la violencia" y "proporcionar condiciones para un retorno seguro y voluntario de los refugiados".

Las negociaciones de Astana tratan fundamentalmente los aspectos relativos a la seguridad en Siria, mientras que las negociaciones más políticas sobre el futuro de este país en guerra se llevan a cabo en Ginebra, y hasta ahora no han dado resultados.

- "Seguridad y desescalada" -

Según la propuesta rusa, se crearían "zonas de seguridad" en torno a las "zonas de desescalada". Estarían constituidas por puntos de control y centros de vigilancia controlados conjuntamente por el ejército sirio y los rebeldes.

Además, unidades militares de "observadores", de países no precisados, también se desplegarían.

El documento estipula que Turquía, Irán y Rusia serán los garantes del acuerdo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, ya discutieron este martes la posibilidad de crear zonas de seguridad en Siria, durante una "excelente conversación" telefónica, como la calificó la Casa Blanca.

Esta ronda de negociaciones, prevista este jueves entre los rebeldes y el régimen en Astaná, era la cuarta. Las tres reuniones anteriores concluyeron sin ningún avance.

Las anteriores reuniones de Astaná se habían concentrado en reforzar una frágil tregua, decretada en diciembre entre las fuerzas del régimen sirio y los grupos rebeldes, pero fue violada frecuentemente.

El conflicto sirio han provocado más de 320.000 muertos y millones de desplazados desde su inicio en 2011, y la presencia extranjera es determinante en el rumbo de la guerra.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines