Los primeros resultados del experimento con gemelos astronautas traen una gran sorpresa

Mark Kelly (dcha) frente a su gemelo Scott Kelly (izda) | imagen NASA
Mark Kelly (dcha) frente a su gemelo Scott Kelly (izda) | imagen NASA

El pasado mes de marzo el astronauta estadounidense Scott Kelly regresaba a la Tierra después de haber pasado casi un año, 340 días, en la estación espacial internacional. Por otro lado, su gemelo Mark, aguardaba la vuelta de su hermano para comenzar las pruebas y test más interesantes que la NASA ha realizado sobre los efectos del espacio en el cuerpo humano.

En esta misma sección de Yahoo! hemos tratado en diversas ocasiones el fascinante asunto de cómo afecta el espacio al organismo del ser humano y podemos decir claramente que ser astronauta conlleva asociada una serie de riesgos físicos nada despreciables. Además de la evidente pérdida de musculatura, durante los últimos años se han documentado una amplia variedad de problemas físicos que incluyen complicaciones cardíacas, trastornos de sueño, problemas auditivos, renales e incluso inmunológicos.

Sin embargo, hasta ahora había sido imposible comprobar estos efectos en el campo de la genética. Para eso hacían falta dos astronautas gemelos y, voilá, aquí llegan nuestros protagonistas, Scott y Mark.

Scott ha estado 340 días en la ISS, Mark se ha quedado en la Tierra | imagen NASA
Scott ha estado 340 días en la ISS, Mark se ha quedado en la Tierra | imagen NASA

Chicago, Houston, Boston, Nueva York… en total son diez instituciones, de diferentes ciudades y países, las que están participando en un estudio al que la NASA ha concedido una gran importancia y que cuenta con una completa web oficial (Twin Study) para publicar los resultados que se están consiguiendo.

El primero, por ser el más evidente y fácil de medir, es la estatura. Scott Kelly ha regresado más alto de lo que se fue, concretamente dos pulgadas, lo que significa un crecimiento nada despreciable de algo más de cinco centímetros.

Como podéis imaginar, el resto de datos, sobre todo los que pertenecen al ADN, han tardado unos meses más en estar listos, y aunque todavía falta por organizar el informe completo, comienzan a aparecer los primeros resultados provisionales.

Scott Kelly sometiéndose a los test y análisis tras su regreso | imagen NASA
Scott Kelly sometiéndose a los test y análisis tras su regreso | imagen NASA

Respecto a los análisis genéticos, la primera gran sorpresa ha llegado de la mano de los célebres telómeros, es decir, la parte final de los cromosomas que, aunque no tienen funciones codificantes sí que poseen un papel fundamental en mantener una correcta estructura de los cromosomas. Mi amigo Manuel Collado, Doctor en Biología Molecular, suele explicarlos de una manera sencilla utilizando el símil de los extremos de los cordones de los zapatos para referirse a la función de los telómeros que estarían, al igual que las fundas plásticas que se usan para proteger el extremo de los cordones, protegiendo la integridad de los cromosomas.

La longitud de estos telómeros se ha asociado en numerosos estudios a una mayor longevidad por lo que un análisis de cómo les afecta una situación de microgravedad podría ser muy interesante.

Lo lógico sería pensar que, dada la dureza de las condiciones en el espacio y los efectos perjudiciales en el organismo que ya conocemos, los telómeros del gemelo que estuvo un año en el espacio se hubieran “acortado”, sin embargo, los resultados han cogido por sorpresa a los investigadores puesto que los telómeros de Scott Kelly son ahora más largos, justo lo contrario de lo que se esperaba.

El estudio de gemelos continuará durante varias etapas más, añadiendo más pruebas y ensayos, y profundizando en los resultados que ya se están obteniendo. Ahora empieza la carrera por responder a esta incógnita: ¿Por qué los telómeros de los cromosomas del gemelo que estuvo en la estación internacional han respondido así a un ambiente como la microgravedad de la ISS?

Por ahora nadie lo sabe… estaremos atentos a los próximos artículos publicados y veremos si somos capaces de resolver este puzle genético.

Referencias científicas y más información:

NASA mantiene una completa web (Twin Study) que ha estado siguiendo toda la misión y donde está publicando todos los resultados del estudio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente