Los pequeños inversionistas se retiran de la bolsa pero siguen atentos para llevar la contraria a Wall Street

·Colaboradora
·4 min de lectura
Los pequeños inversionistas están en retirada pero atentos para llevar la contraria. Foto: Getty Image
Los pequeños inversionistas están en retirada pero atentos para llevar la contraria. Foto: Getty Image
  • Los retail investors han ido contracorriente con fuerza durante este año

  • Los pequeños inversionistas acumulan en 2022 pérdidas cercanas al 30%

  • Se observa una tendencia a alejarse del mercado en las últimas semanas

Los últimos 10 minutos del 13 de septiembre fueron muy movidos en los mercados. En aproximadamente ese corto espacio de tiempo inversores minoritarios compraron ETFs y acciones (de empresas de alta capitalización) por valor de US$2,000 millones.

Los conocidos como retail investors —individuales, no profesionales con normalmente menos capital que los institucionales— insistieron en comprar durante una caída que convirtió el día en uno de los peores desde junio de 2020. Los minoritarios buscaron beneficios futuros cuando los institucionales se apartabanbuy the dip—tras una negativa lectura sobre la evolución de la inflación de agosto.

Con todo, los principales índices tuvieron sonadas pérdidas ese día. El Dow Jones cerró con -3.9%, el S&P 500 retrocedió un 4.3% y el Nasdaq un 5.2%.

Según Vanda Research, que hace seguimiento de estos movimientos, es la segunda vez que pasa esto en el año. La primera fue el 5 de mayo cuando los movimientos de la Fed dejaron los principales índices en profundos números rojos. Entonces, los minoritarios hicieron compras por valor de US$2,600 millones.

A riesgo de parecer un disco rayado queremos recordar que los minoritarios son un grupo que va en la dirección contraria, compran la caída en los días a la baja y rebajan sus compras (o directamente venden) en los días al alza”, explican los analistas de Vanda.

Un movimiento habitual entre los minoritarios

Aunque la cifra de capital que entró en el mercado es significativa, está en línea con la relación (inversa) histórica que el S&P 500 determina. “Lo que significa que los minoritarios han hecho lo que hacen, ni más ni menos”, aclaran los analistas para afirmar que siguen “viendo una tendencia a la debilidad en la demanda minoritaria y a la vez, múltiples indicadores de capitulación tienen las alarmas encendidas”.

Eso lleva a los analistas a pensar que hay una fuerte posibilidad de retirada en el medio plazo si las acciones vuelven a tocar el fondo al que se llegó en junio.

Hay que tener en cuenta que aunque hay notables historias de ganancias, especialmente en los llamados meme stocks, según los cálculos de Vanda Research el inversionista minoritario medio se anota un 27% de pérdidas en 2022, más en el caso de los que participan de los movimientos meme.

La entrada de capital de minoritarios se ha ido reduciendo poco a poco y en cierta medida el motivo es una cuestión de temporada. Los inversores normalmente reducen su gasto en activos financieros cuanto más cerca están las fiestas de fin de año. Es algo que coincide, normalmente, con el periodo en el que las acciones suelen tener una mejor evolución aunque en un año tan volátil como este, la tendencia no tiene por qué repetirse.

Los pequeños inversores, un pilar para los mercados

Con todo, desde Vanda recuerdan que tomando en consideración la posición de los distintos grupos de inversores (hedge funds, mutual funds a largo plazo…) los inversionistas minoritarios han sido uno de los pilares predominantes en las acciones en EE UU todo el año. Incluso a pesar de la reciente desaceleración de flujos netos, han ayudado a mantener el apoyo al mercado en un momento en el que hay inversionistas infraponderando acciones.

No es extraño, que algunas empresas estén acercándose a estos inversionistas. Chevron organizó un encuentro el 15 de septiembre con el director financiero de la empresa. El responsable de relaciones con los inversores, Roderick Green, explicaba que los minoritarios “que son una gran e importante parte de nuestra base de accionistas, no han tenido tradicionalmente una plataforma para hablar directamente con los directivos de Chevron y estamos comprometidos a buscar una solución”.

Tras el episodio de Bed, Bath & Beyond del mes pasado, este capítulo, el de los meme stocks tan populares en 2021, ha menguado considerablemente. Aunque haya vueltas esporádicas de este fenómeno, el impacto que tiene está disminuyendo porque se ha ido aprendiendo cómo manejar estos picos de especulación elevada. Este tipo de compras, no es sostenible durante mucho tiempo en un mercado bajista como el actual.

¿Dónde va el dinero?

Durante las caídas el dinero se ha ido a oro y bonos pero también se han favorecido inversiones en empresas de energía solar como First Solar y Enphase Energy que pueden beneficiarse de los créditos fiscales recogidos en la Inflation Reduction Act aprobada recientemente. Acciones de semiconductores, también aupadas por la acción legislativa e inversiones en este sector, CHIPS bill.

El martes 13, buena parte de las compras de centraron en ETFs y acciones de empresas como Apple y Tesla, dos de las más favorecidas por minoritarios.

También te puede interesa:

VIDEO | 6 claves infalibles para mejorar tu salud financiera