Los musulmanes franceses condenan a los "impostores" del EI

Por Benoît FAUCHET

Simples fieles o adictos a Youtube, humildes trabajadores o conocidos imanes, musulmanes franceses condenaron este viernes, el día del rezo semanal en las mezquitas, los atentados yihadistas de hace una semana, cometidos por "impostores" sin "pensamiento ni doctrina".

"El musulmán por definición no es alguien que mata, es alguien que busca la paz", asegura con tono firme el imán Mohammed El Mahdi Krabch, citando versículos del Corán en la mezquita El Bujari de Aviñón (sur).

En una sala llena a rebosar, los hombres, jóvenes o no, lo escuchan atentamente. Algunos, con los ojos cerrados, asienten con un gesto de la cabeza.

Tras los ataques reivindicados por el grupo Estado Islámico (EI), que dejaron 130 muertos y más de 300 heridos en París, la instancia que representa a unos cinco millones de musulmanes en Francia, el CFCM, propuso a las 2.500 mezquitas del país utilizar un "texto solemne" que condene "sin ambigüedad" toda forma de violencia.

En el islam sunita no hay clero, y está dividido según los orígenes de los creyentes (marroquíes, argelinos, turcos...), por lo que muchos interpretaron el documento, aunque en la misma dirección.

"El terrorismo no tiene doctrina, no tiene proyecto" dijo en su sermón el imán de Burdeos (suroeste) Tareq Oubrou, un conocido teólogo.

"No estamos al margen de esta violencia. Mañana o pasado algo puede pasar aquí en la mezquita", advierte, tras recordar que "el terrorismo" de grupos yihadistas en el mundo "ha matado más musulmanes que no musulmanes".

- 'Gente perdida' -

Tras el rezo en la mezquita As Salam en Metz (noreste), Ismail, un estudiante de 17 años, se muestra satisfecho por la lección doctrinal. "Era importante el punto de vista religioso, tener citas del Corán".

"No es necesario un mensaje religioso para comprender lo que sucedió", "actos bárbaros motivados por otras razones", explica Moustapha, de unos 30 años. "Son ex delincuentes, gente perdida ¡eso es todo!".

Fuera de las mezquitas, muchas las cuales aún están controladas por musulmanes de primera generación, moderados, otros fieles muestran un punto de vista más enérgico en las redes sociales.

"Me dirijo a todos los 'muslims', a todos los musulmanes de Francia: tenemos que proteger nuestra bella religión, vamos a perseguir a estos impostores que se hacen pasar por musulmanes matando gente", declara Bassem Braiki, alias Chronic 2 Bass, en un video visto más de 5,7 millones de veces en Facebook.

En otro video, un joven parisino apodado "Anasse", con una barba recortada, no se anda por las ramas para definir a los jóvenes que protagonizaron la peor matanza en Francia desde la Segunda Guerra Mundial.

"¡Son maleantes de los suburbios que no tenían nada mejor que hacer. Se pensaban que estaban en un videojuego" aseguró. Y luego reta: "Si no te gusta Francia y blablabla... colega, lárgate de aquí".

En Duchère, una barriada popular cerca de Lyon (centro-este), Hachim, de 43 años, escuchó con atención la plegaria. Centenares de fieles acudieron y algunos tuvieron que instalarse sobre alfombras en el exterior del templo, por falta de espacio.

Musulmanes o no musulmanes "vivimos todos en la misma casa", destacó. "Si el techo se hunde, nos vamos a encontrar todos en la calle".