Nuevos focos de incendios en California alimentados por feroces vientos

Por Javier TOVAR
1 / 4
Los bomberos trabajan para extinguir un incendio de grandes proporciones en Ventura, California, el 7 de diciembre de 2017

Vientos huracanados en un clima seco y caliente: una combinación perfecta para potenciar los incendios forestales que este jueves se reproducían sin dar tregua a los bomberos en California.

Nuevos incendios en los condados californianos de San Diego y Riverside, en la costa oeste de Estados Unidos, se expandían rápidamente, mientras un pequeño foco en la localidad de Malibí, en las inmediaciones de Los Ángeles, pudo ser neutralizado.

Los bomberos ya predecían "condiciones extremas" para este jueves con los vientos de Santa Ana, cuya escala se mide por colores, que rozaban por primera vez en el máximo púrpura: casi 130 km/h, lo que que equivale a un huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson.

El incendio de San Diego, bautizado Lilac Fire, arrasó en pocas horas más de 1.000 hectáreas, dejando dos heridos y 20 edificios con daños y sigue fuera de control mientras las autoridades ordenaron evacuaciones y el cierre de vías.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró estado de emergencia en la zona.

El otro fuego que se expande en Riverside, Liberty, ocupa un área de 121 hectáreas, destruyó un inmueble y está contenido en un 5%. También hay órdenes de evacuación.

Un vecino en Murrieta, la ciudad más afectada de la zona, dijo que escuchó la explosión de tanques de propano cuando las llamas alcanzaron casas de esta área rural enterrada en un desierto de California.

- Batalla de semanas -

El mayor incendio de esta nueva temporada es Thomas, en el condado de Ventura, a una hora de Los Ángeles, que arrasó casi 40.000 hectáreas y está contenido en 5%, según el servicio de bomberos de California (CalFire), que lo combate con 2.500 funcionarios, 12 helicópteros y 471 camiones.

Thomas se extiende unos 16 km entre Santa Paula y el océano Pacífico, y a obligado la evacuación de más de 80.000 personas.

"Hasta que los vientos no paren, no es mucho lo que podemos hacer más allá de controlar el perímetro", dijo el jefe de los bomberos de Ventura, Mark Lorenzen. "Esta es una batalla que vamos a estar peleando probablemente por un par de semanas".

Un cuerpo sin vida fue encontrado en el área del desastre, dijo a la AFP un adjunto a la oficina del sheriff de Ventura, Tim Lohman, al tiempo que centenas de inmuebles quedaron hechos cenizas.

David Karian y sus hijos se pasearon sobre los escombros de lo que era la casa de sus padres: el esqueleto de una lavadora y secadora y el de un auto, parecen ser los únicos recuerdos de lo que alguna vez también llamó hogar.

"Es muy impresionante, mi madre aún no vino, no creo que quiera. Tuvieron esta casa por 35 años, la construyeron ellos mismos", dijo el hombre de 53 años a la AFP.

Los incendios amenazan con extenderse hacia otras ciudades, como Carpintería, en el condado de Santa Bárbara, donde ya se ordenaron evacuaciones.

- "Sanos y salvos" -

La agencia espacial estadounidense NASA publicó fotos tomadas desde el espacio de las columnas de humo.

"Con este calor estamos aún en una situación de amenaza", dijo Eric Garcetti, alcalde Los Ángeles, que registró 150.000 personas evacuadas de sus casas por sus incendios, más controlados.

La alerta "roja", con todo, se mantiene hasta el domingo.

El incendio Skirball, que afectaba el exclusivo barrio angelino de Bel-Air, está contenido en 20%.

La llamas destrozaron cuatro estructuras -no hay detalles de si eran mansiones- y causaron daños en una docena.

La estrella del pop Beyonce y el empresario Elon Musk tienen propiedades en este vecindario. También el magnate Rupert Murdoch tiene una viña en esas montañas valorada en 30 millones de dólares.

El museo Getty, cerca del área afectada, seguía este jueves cerrado al público. Su invaluable colección -que contiene "La Primavera" de Edouard Manet- está protegida gracias a un sistema de filtración en el aire acondicionado. "Seguimos sanos y salvos", tuitearon.

Un incendio acabó en 1961 con 500 casas de Bel-Air, obligando a la revisión del código de incendios.

El gobernador Brown ya había declarado la emergencia en Ventura, al tiempo que el gobierno federal prestó asistencia a través de su agencia FEMA.

El año 2017 ha sido el más letal por incendios forestales en la zona: más de 40 personas murieron en más de una decena de incendios que devastaron una zona de viñedos en California en octubre.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines